Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Jueves, 11 de diciembre de 2014, a las 14:50
Redacción. Valladolid
El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves la oferta de empleo público de la Junta para 2014, que contempla 130 plazas de las que el 10 por ciento está reservado a personas con discapacidad. Se trata de vacantes que cuentan con dotación presupuestaria este año y no pueden ser cubiertas por la plantilla existente. De ellas, 80 corresponden a personal estatutario de hospitales y centros de salud especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, y las 50 restantes a profesores de Enseñanza Secundaria Obligatoria.

La oferta pública de empleo de la Administración de Castilla y León es el instrumento de planificación anual que recoge las necesidades de personal de la Junta para cada ejercicio. Su elaboración es competencia de la Consejería de Hacienda, que confecciona el documento atendiendo tanto a lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, como a las directrices de las cuentas de la Comunidad, según señala el Gobierno regional en un comunicado.

Los Presupuestos Generales de Castilla y León para este año impiden incorporar nuevo personal al sector público autonómico, salvo que derive de procesos selectivos correspondientes a ofertas de empleo de ejercicios anteriores o se encuadre dentro de la tasa de reposición del 10 por ciento autorizada por el Estado para los sectores educativo y sanitario.

Las 130 plazas aprobadas corresponden a esta segunda opción, y su provisión se considera esencial para el funcionamiento adecuado de los relevantes servicios a los que afectan. La mayor parte de las vacantes, 80, se encuentran en hospitales y centros de salud, y serán convocadas por la Consejería de Sanidad para licenciados especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria. Las otras 50 plazas son de cuerpos docentes no universitarios, en concreto profesores de Educación Secundaria Obligatoria.

La oferta tiene entre sus objetivos prioritarios la integración de las personas con discapacidad en la Junta y para ello incorpora las medidas recogidas en el Decreto 83/2008, de 23 de diciembre, por el que se regula su acceso al empleo público, a la provisión de puestos de trabajo y a la formación en la Administración de Castilla y León. De ahí que se reserve el 10 por ciento del total de plazas autorizadas para este colectivo.