18 nov 2018 | Actualizado: 18:10

Apoyo unánime a los plazos máximos de espera quirúrgica

El Parlamento reclama que el Gobierno presente la normativa antes de que finalice la legislatura

Viernes, 14 de febrero de 2014, a las 13:33
Redacción. Oviedo
El Parlamento asturiano ha instado al Gobierno a presentar ante la Cámara antes de que finalice la presente legislatura una norma en la que se precisen los tiempos máximos de las prestaciones sanitarias, según sus principales tipologías, a fin de que los asturianos puedan tener una concreta referencia de las esperar a sus concretas demandas de salud.

Faustino Blanco.

Lo hace tras aprobarse por unanimidad una proposición no de ley presentada y defendida por el Grupo parlamentario del PP y un día después de que el consejero del ramo haya anunciado en la cámara que el Principado tiene intención de aprobar una norma en la que se regule por decreto el tiempo máximo en las listas de espera. Así, el Gobierno regional pretende establecer un plazo de 180 como el máximo para ser operado en los hospitales del Sespa.

El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, reconoció en el pleno su preocupación por la situación de la lista de espera de la sanidad asturiana y ha dicho que no está "satisfecho" aunque ha remarcado que es importante comparar la situación del Principado con otras comunidades autónomas, afirmando es "la mejor" de España. Así señaló que el número total de pacientes en lista de espera quirúrgica estructural desde la puesta en marcha del plan pasó de 21.848 pacientes en enero de 2013, fecha de finalización de la huelga sanitaria, a 18.547 pacientes en diciembre de ese año.

La diputada del PP, Victoria Delgado, ha sido la encargada de defender la propuesta del PP y se ha mostrado crítica con la "coincidencia" de que el consejero anunciase ayer la creación de esa normativa.

"Extraña coincidencia el anuncio de ayer del consejero, que ha indicado la elaboración de una norma que coincide con nuestra propuesta. Lo tuvieron que hacer ayer precisamente", ha dicho Delgado, que ha recordado las numerosas críticas de su partido desde hace ya tiempo a las listas de espera y los perjuicios para los ciudadanos.

La diputada del PSOE, Pilar Alonso, ha recordado que lo que se reivindica es algo que "se puede cumplir y que incluso ya está elaborado" y ha añadido que en el mes de septiembre el consejero ya presentó esa propuesta de decreto.

Edificios del viejo HUCA

El Parlamento también ha rechazado la moción de Foro Asturias en la que instaba al gobierno a cumplir "plan inicial de mínimos" para el futuro de los terrenos donde se ubica actualmente el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en la zona de El Cristo, en Oviedo.

El diputado Albano Longo ha explicado sus propuestas para la zona, con un plan inicial "realista", que busca velar por el interés de los 25.000 vecinos afectados. Ha señalado que su propuesta contrasta con la "abulia" de Principado y de Ayuntamiento de Oviedo.

Así, su plan contemplaba la adaptación del actual edificio de hospitalización del Instituto Nacional de Silicosis para convertirlo en una residencia de tercera edad. Por su parte, el actual edificio del departamento técnico del Instituto Nacional de Silicosis, se transformaría en laboratorios de investigación que podrían utilizar, por ejemplo, Fundación para la Investigación Biosanitaria del Principado de Asturias (Fimba).

Por lo que respecta al Hospital Materno-Infantil y los gimnasios, piscinas, electroterapia y vestuarios del Centro de Rehabilitación seguirían con su actividad sanitaria y permitiría también el desplazamiento de los estudiantes de Medicina, cuya facultad está cercana a la zona, con lo que mantendrían el carácter de universitario.

Foro pedía también el mantenimiento de la actividad de Lavandería, Central Térmica y Central de Cogeneración del viejo HUCA, así como la redacción y posterior puesta en marcha de un proyecto de adaptación en centro administrativo de los edificios de Consultas Externas y Oficinas Generales del Hospital Covadonga.

Por lo que se refiere al material, Longo ha considerado necesario hacer un inventario del material y mobiliario sanitario y no sanitario que no se trasladará al nuevo HUCA, que se venderá en subasta. El material que pueda utilizarse se aprovechará en la red sanitaria asturiana, mediante un plan de reutilización.