21 nov 2018 | Actualizado: 13:40

APD y médicos de cupo y zona rechazan que se les integre “forzosamente”

Denuncian que crea un “enorme agravio” con respecto las normas de otras comunidades

Martes, 11 de febrero de 2014, a las 16:39
Redacción. Santander
El Colegio de Médicos de Cantabria ha enviado a la consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, un manifiesto firmado por los Médicos Titulares de Atención Primaria (APD), Médicos Especialistas y Generales de Cupo y Zona, en donde expresan su malestar por el trato recibido por parte de la Administración regional al querer integrarles “forzosamente” en el sistema del personal estatutario de los servicios de salud.

Tomás Cobo, presidente del Colegio de Médicos.

El escrito está firmado por los profesionales que están afectados por la integración forzosa en el sistema de prestación de servicios, de dedicación y retribuciones que se establece en la Ley 55/2003, de 16 de diciembre del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud.

Los firmantes critican que a pesar de “haber servido durante tantos años” a la sanidad regional, ahora les obliguen a entrar por decreto, en la disposición adicional decimosexta del Estatuto Marco del personal estatutario de los Servicios de Salud, así como la disposición transitoria tercera del mismo texto legal.

Según los médicos implicados, se ha creado una gran inseguridad jurídica, así como un enorme agravio respecto de las soluciones adoptadas en otras comunidades autónomas y un atentado a los derechos consolidados por estos trabajadores de la sanidad regional.

En el manifiesto los profesionales de la sanidad regional critican la integración forzosa del personal funcionario con funciones asistenciales en la condición de personal estatutario, y “ello, completamente en contra de los criterios consensuados en el Consejo Interterritorial y Foro de la Profesión Médica”.

Los médicos afectados por esta integración forzosa solicitan que se tomen medidas “urgentes para paliar el daño que se nos hace. Y estas medidas deben pasar necesariamente por mejorar la norma que afecta a los funcionarios de los cuerpos de médicos titulares, mediante la fijación de la posibilidad futura de optar por la integración para los médicos que en este momento hayan decidido permanecer en sus plazas sin estatutarizarse, de modo que si en un futuro se les obligara a concursar a plazas no asistenciales pudieran reconsiderar esta posibilidad que ahora mismo desestima”.

Por último, el manifiesto solicita a la Consejería de Sanidad que Cantabria se equipare a otras comunidades autónomas, (País Vasco, Extremadura, Valencia, Aragón y Andalucía, entre otras)  para no perjudicar a sus profesionales, ya que en su opinión, en Cantabria, “no se ha producido el necesario desarrollo reglamentario, dejándonos en el limbo jurídico”.