Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:05

Antonio Torres, nuevo presidente de Fefac

Considera que “siendo consciente de los momentos tan crudos que estamos viviendo, no podemos olvidar que nuestra actividad profesional no está siendo cuestionada por la sociedad, antes al contrario, y que debemos continuar ejerciéndola con el mismo criterio de profesionalidad”

Jueves, 13 de junio de 2013, a las 17:33

Ramón Casanovas.

Redacción. Barcelona
Ramon Casanovas, que ha presidido Fefac en dos ocasiones y la Asociación de Farmacias de Barcelona (AFB) durante los últimos 14 años, abandona la presidencia y da paso a Antonio Torres en el cargo. Torres, que forma parte de la Junta Directiva de AFB desde el año 1999, también ha asumido la presidencia de la empresarial barcelonesa, que ha renovado recientemente su Junta Directiva.

Entre los objetivos fijados por el nuevo equipo, destaca que, “a pesar, o precisamente debido a las presiones a las que está sometida actualmente la oficina de farmacia, hay que poner en valor su aportación”, afirma Torres.

“Tenemos que ser capaces de liderar un enfoque de presencia social, de crecimiento del negocio y de sostenibilidad, y esto pasa por romper el entorno de negatividad y desmentir los mensajes que ponen en cuestión a nuestro colectivo”, subraya el nuevo presidente. En su opinión, sin obviar las dificultades actuales, “es necesario articular un discurso positivo basado en hechos objetivos, como son que la sociedad tiene una muy buena opinión del servicio que ofrecen las farmacias, que éstas realizan una innegable aportación sanitaria al sistema y que tanto el farmacéutico como sus equipos son los profesionales preparados más próximos y accesibles al ciudadano”.

“Siendo consciente de los momentos tan crudos que estamos viviendo, no podemos olvidar que nuestra actividad profesional no está siendo cuestionada por la sociedad, antes al contrario, y que debemos continuar ejerciéndola con el mismo criterio de profesionalidad”, señala. “No obstante, no basta con que seamos buenos haciendo nuestro trabajo, tenemos que ser capaces de transmitirlo a la opinión pública y a las administraciones, es decir, hacer evidente lo que todos sabemos”, añade.

En cuanto al desarrollo profesional, Torres destaca la importancia de la guía de servicios de las farmacias, en la que se está trabajando, más allá de la cartera de servicios. “Tenemos que diferenciar entre los servicios que la Administración está dispuesta a remunerarnos y las demás actividades que podemos realizar en las farmacias, que son muchas, y que también deben ayudarnos en nuestra viabilidad”, afirma. En este sentido, considera necesario trabajar conjuntamente con los responsables de la Administración y el resto de agentes con el fin de crear el entorno adecuado para la implantación de estas actividades, puesto que “al fin y al cabo es el titular de oficina de farmacia quien debe poner el espacio y los recursos humanos y económicos para su desarrollo”.

Asimismo, la voluntad es analizar las necesidades de los ciudadanos y del sistema sanitario, unas plasmadas en el Pla de Salut de la Generalitat y otras no, con el fin de ofrecer al titular de farmacia los servicios y herramientas para la mejora y mantenimiento de la salud de la población y eficiencia en la gestión. “Esto, al mismo tiempo, nos debe permitir hacer frente a las actuales dificultades y hacer que seamos capaces de aprovechar las oportunidades que tenemos delante”, añade Torres.

Entre los planes de la nueva Junta Directiva de Fefac también destacan, en cuanto a la relación con los titulares de farmacia, el ser capaces de explicar la importancia de estar agrupado en una entidad, la patronal, que les representa y que defiende en exclusiva sus intereses, los puestos de trabajo e inversiones que generan.