17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El Interterritorial de la cohesión y la sostenibilidad cumple un año con pocos resultados y la guerra abierta con Galicia

Los consejeros de Madrid y Comunidad Valenciana valoran para Redacción Médica el impacto de las decisiones de la reunión

Viernes, 25 de marzo de 2011, a las 13:37
María Márquez / Félix Espoz. Madrid
Se cumple un año del Consejo Interterritorial que asumió la responsabilidad de lograr políticas autonómicas más cohesionadas y equitativas y de reducir el gasto farmacéutico. El 18 de marzo de 2010, Trinidad Jiménez asumía el liderazgo en esa reunión que cerró acuerdos discretamente consensuados los meses anteriores. Los propósitos eran muchos pero a día de hoy pocos se han materializado en los plazos fijados (central de compras, calendario vacunal único, registro de profesionales…). El mayor impacto de las decisiones de Ministerio y consejerías se ha reflejado en la política de gasto farmacéutico con reales decretos que han logrado que las elevadas cifras positivas cambiasen de signo. Leire Pajín vela ahora por el cumplimiento de esta hoja de ruta. Esperando el primer Interterritorial de 2011 (retrasado con respecto a las previsiones que lo ubicaban en febrero), el buen ánimo de hace un año se ha visto mermado por la batalla abierta contra el catálogo gallego priorizado de medicamentos y la espera de medidas a corto plazo que aún no se han materializado.

La ex ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, lideró una reunión que se convertiría en un punto de inflexión para la cohesión y equidad del SNS.

Listas de espera comunes

El documento consensuado, 'Acciones y medidas para promover la calidad, equidad, la cohesión y la sostenibilidad del SNS', incluía en el bloque de medidas ‘a corto plazo’ los tiempos máximos de espera. Según fuentes del Ministerio de Sanidad, el texto "ha finalizado trámite de audiencia en el Congreso" y se están estudiando las alegaciones “de cara a incorporarlas y continuar el trámite hasta el Consejo de Ministros”.

Calendario vacunal único

“Aún está pendiente”, confirman fuentes ministeriales. Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) no consideran adecuado que haya “tantos calendarios como comunidades autónomas”. El coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, Josep Marés, apunta que la inclusión nacional más urgente son las que previenen de la tos ferina y el neumococo, no contempladas por el Consejo Interterritorial. También extendería la de la varicela a partir de los dos años de vida, ya en protocolos madrileños y navarros (sólo se aplica para adolescentes).

Central de Compras

Fue la primera de las medidas en ser presentada en el siguiente encuentro entre Ministerio y autonomías, celebrado el 31 de mayo de 2010. La vacuna de la gripe estacional sería la primera adquisición en ese mismo año, pero el plazo legal para ejecutar el concurso de proveedores imposibilitó que se llegase a tiempo para la campaña otoñal. Ahora el objetivo es resolver a tiempo los plazos para que la vacuna antigripal esté lista en septiembre.

Concienciar sobre el buen uso del SNS: la factura sombra

El reto establecido fue “concienciar a la ciudadanía de la necesidad de un buen uso del sistema”. Para ello se contemplaba el empleo de las llamadas ‘facturas sombra’ o de ‘tablas estándar’, cuya puesta en marcha ha sido desigual. La fórmula no convence a País Vasco, Asturias, Aragón, Navarra y Cataluña (pionera en este método de concienciación). Estudiando la propuesta se encuentran de momento los consejeros de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, y Castilla y León, Francisco Javier Álvarez-Guisasola, si bien este último comparte la opinión del consejero vasco Rafael Bengoa de dirigir la información al profesional sanitario. Por su parte, Andalucía abandera la iniciativa anunciando su aplicación total a finales de 2011 en los dos niveles asistenciales.

Estrategias de Salud conjuntas

En su último Consejo Interterritorial (octubre 2010), Trinidad Jiménez definió las claves de la primera de estas estrategias consensuadas entre Ministerio y autonomías: la de Salud Sexual y Reproductiva. En el relevo ministerial, Pajín ha tomado el pulso de forma especial a la de Atención a Pacientes Crónicos (sin fecha de presentación), mientras sigue pendiente la del Tratamiento del Dolor en los Servicios Sanitarios.

Registro profesional

En el ámbito profesional, Jiménez y consejeros abogaron por actualizar el registro de profesionales y realizar una planificación de recursos humanos. Al respecto, Pajín se ha comprometido al “diálogo fluido con todos los actores implicados” y su culminación, según sus palabras en el Congreso, “está en proceso”.

Troncalidad

El Consejo Nacional de las Especialidades en Ciencias de la Salud ha sobrevivido a cuatro ministros y sigue esperando la culminación de su gran proyecto. La última previsión lo ubica “a lo largo del primer semestre" de este año, quizás para dar un poco más de aire a las especialidades que siguen con la espada en alto alejándose sin remedio de la idea ministerial.

Fernández-Lasquetty: "Se ha avanzado en acuerdos, pero no en los más importantes"

Javier Fernández-Lasquetty.

Para el titular de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, el Consejo Interterritorial del 18 de marzo (el último de Güemes como consejero) "fue muy importante y podría haber sido crucial y determinante para el futuro de la sanidad española, para la estabilidad del Sistema Nacional de Salud y su sostenibilidad, y no lo fue. Y no lo fue porque el Ministerio no ha tenido ni la más mínima voluntad de impulsar esas líneas de acuerdo que se trataron en ese consejo. Se ha avanzado en aspectos, pero no en los más importantes. Vienen bien que tengamos una central de compras para vacunas, lo de la unidosis… pero no es lo principal. No se ha avanzado nada".

Lasquetty atribuye "la mayor responsabilidad" de esta percepción negativa a la ex ministra, Trinidad Jiménez, "no solamente porque de estos 12 meses siete fueron de su mandato, sino porque ella no era nueva en el cargo, ella había contribuido de forma determinante a la generación de estos acuerdos. Si esto se firmó el 18 de marzo, yo lo que esperaba cuando llegué a la Consejería el día siguiente era que en abril y mayo se empezara a trabajar, pero se dejó pasar los meses. Luego hubo un cambio de ministra, y la realidad constatable en el momento actual es que la Sanidad ha desaparecido por completo de la agenda de prioridades del Gobierno de Zapatero, pero lo que es aún más llamativo, y es que la Sanidad ha desaparecido prácticamente de la agenda de prioridades del Ministerio de Sanidad. Las otras áreas de este ministerio están teniendo mucha más relevancia, lo cual me parece bien, pero Sanidad tiene problemas reales que se han de resolver”, concluye.

Cervera: "Las comunidades no podemos trabajar de forma aislada, no es eficiente"

Manuel Cervera

El consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Manuel Cervera, califica de positivas "las medidas de contención del gasto sanitario iniciadas en 2010 por el Gobierno de España y apoyadas por las comunidades autónomas, ya que eran necesarias y han permitido mejoras". Sin embargo, prosigue, "se han quedado sólo en medidas aisladas, mientras que desde la Comunidad Valenciana reivindicamos un Pacto por la Sanidad que vaya más allá. Sin él, el sistema sanitario tal y como lo conocemos quebrará".

"Reivindicamos soluciones a través de un Pacto por la Sanidad entre las administraciones, que avance en el ámbito de la reordenación de los recursos humanos, la coordinación política, la implementación de nuevas tecnologías, nuevos medicamentos, etc.". Para el consejero, "las comunidades no podemos funcionar de forma aislada porque no es eficiente. Necesitamos una cartera de servicios única y consensuada para garantizar un acceso igualitario a la sanidad en España", recalca.

Respecto a medidas concretas del Interterritorial como la central de compras a nivel nacional,  el consejero asegura que la Comunidad Valenciana "llega muy tarde". Desde 1996, los resultados autonómicos han sido "contundentes" en su opinión: en los tres últimos años se han ahorrado 146 millones de euros.