Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Viernes, 02 de marzo de 2012, a las 17:25

la entrevista de redacción médica
coordinador de la Plataforma de Innovación en Tecnología Sanitaria
Ángel Lanuza: “Los países más avanzados son los de mayor trayectoria en la colaboración público-privada”
“Si somos capaces de generar un polo tractor, es más sencillo que las multinacionales vean en España un referente para su I+D”

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La Plataforma de Innovación en Tecnología Sanitaria impulsada por Fenin ha participado en la V Reunión Anual de Plataformas de Investigación Biomédica celebrada en Barcelona a mitad del pasado mes de febrero. El responsable de la Plataforma, Ángel Lanuza, analiza con Redacción Médica los retos del sector y la situación actual de la I+D+i en España, donde destaca el papel de las pequeñas y medianas empresas, por su flexibilidad a la hora de solucionar problemas concretos de los centros asistenciales. Además, Lanuza aboga por aumentar la inversión que las empresas hacen en investigación con independencia de que la inversión pública sea mayor o menor.

El año pasado fue muy complicado para las empresas del sector de tecnología sanitaria, entre otras razones por el aumento desbocado de la deuda autonómica. ¿Cómo ha afectado este problema a la innovación?

Afecta bastante, porque esto es una pescadilla que se muerde la cola. Las empresas trabajan adelantando, y si reciben menos obviamente pueden invertir menos. Hemos tenido una época muy boyante a nivel económico, a nivel de financiación y subvenciones, en la que se incentivaba mucho a las empresas a que trabajaran, a invertir mucho en I+D. Lo que ha ocurrido ahora es que nos hemos encontrado con muchas empresas que efectuaron el gasto en I+D y ahora, cuando necesitan realmente la ayuda, el empuje para pasar a la fase comercial o a la fase industrial, esas líneas han desaparecido, lo que ha conllevado muchas dificultades para rentabilizar la inversión en I+D que hicieron a lo largo de los últimos años.

¿Afecta también ese recorte a la transferencia de esa investigación? Quizá hay empresas que hacen investigación básica que ven ahora que no hay posibilidad de rentabilizarla.

La investigación básica por definición está un poco alejada del horizonte de mercado. Ahí donde se puede notar el recorte es en que se paralicen x líneas. En realidad si la investigación obedece y ofrece una alta rentabilidad, una gran aplicación, no tiene que notar esta problemática, porque si no es la parte industrial, las empresas de capital riesgo están muy interesadas en este ámbito porque promete mucho retorno.

Donde más se nota es en lo que comentaba antes. Es decir, yo he hecho una inversión, y ahora, justo cuando me has empujado a hacer la inversión porque era un buen momento económico y yo he apostado, me encuentro con que no la puedo materializar ni transferir al mercado. Y no puedo porque me has cortado las ayudas o han desaparecido o porque tenía una deuda tal que tengo que cubrir otras partes porque si no cierro la empresa, y obviamente prefiero retrasar el lanzamiento y seguir manteniéndome como empresa.

Volviendo a 2011, desde el punto de vista del trabajo de la Plataforma, qué balance hacen. ¿Cómo le ha afectado a la Plataforma el año duro que fue 2011?

La Plataforma se desliga un poco de la situación de crisis. Nosotros tenemos unos proyectos internos que no están tan influenciados por el factor externo. Lo que ha sido poner en marcha todas las iniciativas, hacer la estructura de la plataforma, definir bien los objetivos, hacer la labor pedagógica de contar cuál es el proyecto, sumar esfuerzos de diferentes agentes, no ha notado la crisis. Sí que la notaremos ahora, en cuanto tengamos que empezar a poner en marcha todas las iniciativas y proyectos, porque entonces sí que notaremos que no hay liquidez, que no existe una línea x, etc.

En lo que son las actividades propias no estamos condicionados, estaba ya presupuestado y planificado y no importa tanto el aspecto exterior. Pero ahora sí que notaremos que hay muchas de las iniciativas que hemos empezado a planificar o van a ir más lentas o las tendremos que posponer. Pero en lo que fue el desarrollo de 2011 no lo notamos tanto, aunque sí que se nota en las acciones de nuestros asociados, pero no en las nuestras propias, que al final son programas para estructuración, jornadas de colaboración, jornadas de transferencia, actos protocolarios o convenios con hospitales que quedan un poco fuera de la influencia de la crisis. Aunque sí es cierto que cuando empecemos a pasar a la acción sí que tendremos escollos y ya veremos cómo lo solucionamos.

“La Plataforma de Innovación en Tecnología Sanitaria
se desliga un poco de la situación de crisis”.

“Existen muchas sinergias entre las empresas multinacionales y las pymes”.

Ante esta situación, ¿qué perspectiva tienen para este año?

Volvemos a lo mismo. Nuestras acciones ya estaban planificadas y contamos ya con un presupuesto para ejecutar. Lo que sí es cierto es que conforme vayan saliendo los resultados de todas las iniciativas tendremos que ver cómo las gestionamos. Si vemos que hay mucha demanda o es una demanda muy agrupada quizá tendremos que ir a la administración y presentarles un proyecto consensuado y hacerles ver el beneficio y el coste que podría tener y ver cómo lo podemos hacer, porque ya no es un interés particular de una empresa, sino un proyecto general del sector.

La coordinación entre pequeñas, medianas y grandes empresas en el campo de la innovación parece un factor clave. ¿Cómo se está trabajando esta coordinación desde la Plataforma?

Uno de los principales problemas que tenemos en este sector es que siempre vienen grandes nombres a la cabeza, los nombres de grandes empresas, y muchas veces las pequeñas empresas no saben como contar su visión. Precisamente una de las labores de la Plataforma es eliminar esa barrera y llevar a la práctica el concepto de “open innovation”. Para ello nos hemos dotado de todas las herramientas posibles para que las empresas no cuenten nada que no se tenga que contar, tiene el mismo peso una pyme que una gran multinacional y estamos viendo que existen muchas sinergias entre ellas porque las multinacionales están muy interesadas en encontrar posibles partners o colaboradores que encajen dentro de sus líneas. Además, los hospitales también están muy interesados en las pequeñas empresas porque son más flexibles y se adecuan más a lo que ellos necesitan.

Lea la entrevista completa