Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

‘Limpia’ de las leyes de preembriones y reprogramación celular para crear un único comité de ética

“Es evidente que no es necesaria la existencia” de dos organismos independientes, pero estrechamente relacionados

Viernes, 09 de enero de 2015, a las 11:08
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
Andalucía ha promulgado una ley que unifica los comités de Investigación con Preembriones Humanos y el de Investigación de Reprogramación Celular, que hasta ahora eran dos independientes y sujetos, cada uno, a su propia normativa legal. Sin embargo, ahora, el Parlamento autonómico ha unificado ambos entes en uno solo para mejorar la tramitación de los proyectos.

De esta unión legal nace el Comité Andaluz de Ética de Investigación con muestras biológicas de naturaleza embrionaria y otras células semejantes. La función establecida será la evaluación de ambos tipos de proyectos y, según reza en el articulado, “será considerado como comisión homóloga a la de Garantías para la Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos”.

El motivo del legislador regional es claro: evitar duplicidades en el procedimiento, clarificarlo y simplificarlo, para conseguir “mayor celeridad” y evitar “la proliferación de órganos con funciones muy semejantes”.

“Es evidente que no es necesaria la existencia de dos comités, uno para evaluar los proyectos en los que se utilizan preembriones sobrantes de las técnicas de fecundación in vitro, y otro para aquellos proyectos en los que se utilizan técnicas de reprogramación celular”, esgrime la Ley 4/2014 andaluza, que modifica aspectos de dos normas anteriores: la de investigación en con preembriones humanos no viables para la investigación in vitro y la de reprogramación celular con finalidad exclusivamente terapéutica.

Nuevas competencias

El Parlamento andaluz le da competencias a este nuevo Comité Andaluz de Ética de Investigación con muestras biológicas de naturaleza embrionaria y otras células semejantes  para evaluar “la cualificación de la persona que sea investigadora principal y la del equipo investigador, así como la factibilidad del proyecto”, “ponderar el balance de riesgos y beneficios anticipados dimanantes del estudio”, y “velar por el cumplimiento de procedimientos que permitan asegurar la trazabilidad de las muestras de origen humano, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación de protección de datos de carácter personal”, entre otros aspectos.

También será responsable del desarrollo de códigos de buenas prácticas y la gestión de los conflictos y expedientes que su incumplimiento genere; la emisión, tras solicitud de las autoridades sanitarias de Andalucía, de informes sobre la investigación biomédica con células y tejidos de origen humano embrionario y otras células semejantes, y sobre sus aplicaciones clínicas en el ámbito de la medicina regenerativa, y la supervisión del cumplimiento de las condiciones de autorización y proponer, si fuera preciso, al órgano competente la modificación de dichas condiciones o la revocación de la autorización concedida.

ENLACES RELACIONADOS:

Consulte la publicación de la ley en el BOE