28 de marzo de 2017 | Actualizado: Martes a las 18:10

Andalucía suma la mitad de los despidos del SNS

Madrid es la segunda que más redujo su personal sanitario con casi 2.000 efectivos menos. Mientras, País Vasco incorpora casi medio millar de profesionales a su plantilla

Lunes, 15 de julio de 2013, a las 12:49

Javier Leo. Madrid
El Sistema Nacional de Salud (SNS) perdió entre 2012 y 2013 a 12.406 profesionales sanitarios, según revelan los datos del Registro central de personal al servicio de las administraciones públicas publicado este lunes por el Ministerio de Hacienda. En concreto, las comunidades autónomas pasaron de contar con un total de 505.185 empleados públicos en sus servicios de salud a 1 de enero de 2012, a 492.779 al inicio de este 2013, lo que representa una pérdida de masa laboral del 2,4 por ciento.

Mª Jesús Montero, consejera de Salud andaluza.

Por autonomías, más de la mitad de los puestos de trabajo sanitarios suprimidos en 2012 en el SNS corresponden al Servicio Andaluz de Salud (SAS), con una sangría de 7.027 empleados en el último año, el 7,3 por ciento de su plantilla, que se queda en algo más de 88.300 trabajadores. Muy de lejos aparece Castilla-La Mancha, con un recorte de personal del 4,4 por ciento (1.243 empleados menos en el Sescam); la Región de Murcia, -2,8 por ciento (-574 sanitarios en el SMS); y Madrid, con una reducción de plantilla del 2,5 por ciento (1.845 trabajadores menos en el Sermas).

Todas las comunidades han eliminado empleos públicos en sus servicios sanitarios en mayor o menor grado excepto cuatro. País Vasco destaca entre ellas por ir claramente contra de la tendencia general e incorporar a 472 trabajadores a Osakidetza (incremento de plantilla del 1,8%). A continuación se sitúa la Comunidad Valenciana, con 317 sanitarios más (+0,5%); Extremadura, con 79 incorporaciones (+0,5%); y Cantabria, que cierra el grupo con una veintena de nuevos empleados sanitarios (+0,2%).

Otros grandes servicios de salud han mantenido o reducido ligeramente sus plantillas, como es el caso de Cataluña, que comenzó el año con 39.089 en el CatSalut (-0,04%); Castilla y León, con 34.206 personas en el Sacyl (-0,2%) y Galicia, que redujo la plantilla del Sergas un 1,2 por ciento hasta los 33.372 empleados.

Caída generalizada del empleo público

El ajuste de más de 12.400 trabajadores de los servicios de salud autonómicos se enmarca dentro de la disminución general en el número de empleados públicos al servicio de las comunidades autónomas: 1,3 millones al inicio del año, 44.450 menos que en el anterior ejercicio (-3,2%).

Los otros sectores más afectados por el adelgazamiento de las administraciones autonómicas han sido la educación (sin incluir universidades), que ha perdido en el último año casi 23.000 efectivos (-4,1%) hasta quedarse en casi 527.500 empleados, y el personal de las consejerías y los organismos autónomos, con casi 7.500 trabajadores menos (223.000 a 1 de enero de 2013).

El Ministerio de Sanidad también ajusta personal

Al igual que las administraciones autonómicas, las estatales también han ajustado su personal en este último año. Casi 6.000 empleados menos (-2,7%) es el balance que dejan los 13 ministerios del Gobierno. El de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad prescindió de 140 trabajadores (-2,4%) para comenzar el año con una plantilla de 4.600 personas.