16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Andalucía, ‘colista’ en gasto sanitario per cápita

En el lado opuesto está País Vasco que es la que mayor cantidad destina

Lunes, 16 de junio de 2014, a las 17:06
Cristina Mouriño. Madrid
Andalucía es la comunidad autónoma que menos gasto sanitario por habitante registró en 2011, con una dedicación de 1.121 euros. En el lado opuesto se encuentra País Vasco, que lidera esta partida con un montante de 1.632 euros por habitante. Así se desprende del Informe Global del Sector Público Autonómico del Tribunal de Cuentas correspondiente a los ejercicios 2010 y 2011.

María José Sánchez Rubio, consejera de Salud de la Junta de Andalucía.

Según recoge el documento, al que ha tenido acceso Redacción Médica, en relación a su población las comunidades con mayor gasto sanitario son País Vasco, Principado de Asturias y Navarra. Por el contrario, Andalucía y Baleares con 1.121 y 1.144 euros por habitante, respectivamente, son las que menor cantidad destinan.

De acuerdo con este informe, en 2011 tres comunidades autónomas coparon el 45 por ciento del gasto sanitario público: Cataluña (10.120 millones de euros); Andalucía (9.442) y Madrid (10.120). La Rioja, Cantabria y Navarra son las autonomías con el gasto más bajo en valores absolutos (1.428, 1.293 y  1.538, respectivamente).

La tasa de variación interanual del gasto sanitario público entre 2010-2011 implica que en términos de gasto total, el sector de comunidades autónomas experimentó un descenso del 2,1 por ciento. Las comunidades que más redujeron su gasto sanitario fueron Baleares (un 1,8 por ciento), Cantabria (10,6 por ciento); y Castilla y León (7,9 por ciento).

Las CCAA recurren de forma periódica a generar gasto que excede sus presupuestos

En cuanto a la remuneración de personal, Andalucía, Madrid y Cataluña son las que cuentan con el gasto más alto siendo de 4.776, 3.730 y 3.623 millones de euros, respctivamente.

El gasto farmacéutico, continua el informe, representa el 18,9 por ciento del gasto consolidado del sector, y experimentó un descenso de un 8,6 por ciento respecto al año anterior, si bien en ambos ejercicios la cuantificación del gasto incluye también el importe de facturas pendientes de aplicar a presupuestos en ejercicios anteriores.

En general, el documento señala que “el sector sanitario reviste una peculiaridad con respecto al resto de áreas del sector público, que se manifiesta en la limitación del documento presupuestario para actuar como instrumento de previsión y control de su actividad”. El Tribunal de Cuentas asegura que como consecuencia de lo anterior, se recurre de forma periódica a generar gasto que excede las consignaciones presupuestarias.

“Esta situación, a su vez implica la tendencia generalizada de realizar gastos en el ejercicio sin la necesaria cobertura financiera lo que conlleva la no contabilización en éste de un relevante monto económico de gasto, derivando el mismo a ejercicios posteriores, con incumplimiento de los límites cuantitativos y de anualidad establecidos legalmente”, concluye.

ENLACES RELACIONADOS:
Acceda al informe del Tribunal de Cuentas

Las comunidades autónomas, amonestadas por presupuestar en sanidad por debajo de su gasto (12/06/14)