Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:45

Ana Pastor demuestra su compromiso con el SNS

Pacientes, profesionales sanitarios, y todos los ámbitos de la sanidad reciben su apoyo

Jueves, 07 de julio de 2011, a las 23:47

Redacción. Madrid
Coordinadora de Participación Social del Partido Popular, exministra de Sanidad, vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, pero sobre todo médico. Tal vez ese es el secreto del alto grado de complicidad de Ana Pastor con el Sistema Nacional de Salud, con los pacientes, los profesionales y todos los agentes que lo integran. Ella no hace distinciones ‘sectarias’ porque sabe que todos tienen algo positivo que aportar.

Hace unos días, los profesionales sanitarios han demostrado su especial predilección por Pastor arropándola durante su intervención en la Tribuna ANIS. En la imagen, junto a los presidentes de los Consejos Generales de Fisioterapeutas, Farmacéuticos, Enfermeros y Médicos, y en compañía del consejero Lasquetty y del presidente de ANIS.

Hace unos días la propia Pastor lo comentaba en la inauguración de una jornada del Instituto para la Integración y el Desarrollo de la Sanidad (IDIS): “Desde que dejé de ser ministra no he cesado de trabajar por la Sanidad”. Y es cierto. Pocos políticos han sabido hacer una oposición tan constructiva en este sentido, siempre disponible para aportar, para sumar, para ofrecer su experiencia y lograr consensos que favorezcan al sistema sanitario.

Desde hace algo más de un año Ana Pastor está preocupándose de forma especial de que en el Partido Popular se oiga la voz del sector sanitario. Así, representantes de los profesionales, o por ejemplo la industria farmacéutica, han podido conversar con Mariano Rajoy de tú a tú gracias a su mediación. En la imagen, un encuentro con Jordi Ramentol y Humberto Arnés, presidente y director general de Farmaindustria, respectivamente.

Su actividad sanitaria, siempre frenética tanto como ministra como líder de la oposición, se ha intensificado más si cabe en los últimos meses. Son momentos difíciles para el Sistema Nacional de Salud, pues su sostenibilidad está en entredicho. Por eso está trabajando de una manera especial, consciente de que se adivina un cambio en el que está llamada a ser protagonista, aunque ella nunca lo ha dejado de ser.

Su especial sintonía con los profesionales sanitarios, que ya quedó demostrada en su época ministerial con la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) –tan anhelada de desarrollo por todos-, sigue intacta. Es más, les ha mostrado su lealtad incluso en los momentos más difíciles, como por ejemplo con su respaldo a la colegiación, que a la postre está resultando fundamental.

No se ha olvidado del paciente (un ejemplo ha sido su insistencia en el implante coclear), del sector privado (apadrina de una forma especial al IDIS), ni de la industria (tiene un contacto fluido con Farmaindustria y Fenin y sus representados). Allí, donde se ha reclamado su presencia, ha respondido. Buena parte del éxito del Partido Popular en el 22-M lleva su sello, ya que ha recorrido casi toda España explicando las propuestas que en sanidad tiene la formación y respaldando con su presencia a los diferentes candidatos.

Muchos la ven como la futura ministra, la primera que repetiría en la cartera de Sanidad. Ella en cambio no quiere hacer quinielas. Se limita a seguir trabajando, al servicio de la ciudadanía, y en especial del Sistema Nacional de Salud. ¿Qué mejor manera de hacerlo?

Ana Pastor ejerce un liderazgo sanitario indiscutible dentro del Partido Popular. En la imagen, la última reunión de la Comisión de Sanidad de los populares, a la que ya asistieron nuevos consejeros como Carmen Castro (Baleares) o Luis Rosado (Valencia).