14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Mato diseña una ‘coartada’ sanitaria a medida de sus intereses

Frente a la insistente petición de dimisión por parte del PSOE por su supuesta relación en la trama Gürtel, la ministra recurre a una encuesta que el año pasado no quiso presentar a los medios, y argumenta que el ciudadano tiene mejor percepción del funcionamiento de la sanidad que en 2008

Miércoles, 13 de febrero de 2013, a las 13:25

Redacción. Madrid
El año pasado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, con pocos meses en el cargo, rompió la tradición de los ministros del ramo de presentar ante los medios de comunicación el ‘Barómetro Sanitario’, en aquel caso correspondiente a 2011, y la rueda de prensa fue sustituida por una nota que llegó a las redacciones. Sin embargo, este año sí que lo ha considerado más relevante, e incluso este miércoles ha utilizado el de 2012 para parar la embestida socialista en el Congreso de los Diputados, y en la sesión de control al Gobierno ha esgrimido un adelanto de esta encuesta como una de sus principales bazas de defensa ante la petición de dimisión lanzada desde la bancada del PSOE.

Lo curioso es que Mato compara el barómetro de 2012 con el de 2008, y concluye que hay una mejora en el porcentaje de ciudadanos que consideran que el sistema sanitario funciona correctamente. En cambio, si lo comparamos con datos del de 2011, era un 73,1 de los encuestados los que formaban ese grupo, es decir, casi tres puntos más que en el de 2012.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, en una comparecencia pública.

Adelanto del Barómetro Sanitario 2012

Según este adelanto del barómetro, el 70,6 por ciento de los españoles opina que la sanidad funciona bien o muy bien. Se trataría de un aumento de más de dos puntos en relación al Barómetro del año 2008, cuando un 68,1 por ciento de los encuestados calificaba de bueno o muy bueno el funcionamiento de la sanidad.

La ministra ha señalado, asimismo, que un 87 por ciento de los encuestados destaca la buena o muy buena atención recibida cuando han necesitado asistencia sanitaria en el último año. Esto explica, en palabras de Mato, la buena nota recibida por nuestro Sistema Nacional de Salud, un 6,57 sobre 10, de nuevo, mejor que cuatro años atrás (6,29).

Los resultados del Barómetro coinciden, ha dicho Mato, con los de la mayoría de las encuestas sobre la sanidad pública, en las que los ciudadanos “sobre todo, destacan la profesionalidad y la vocación de todos nuestros profesionales sanitarios”. Para la ministra, “en España contamos con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, que tenemos que hacer sostenible”.

Contestación desde el PSOE

Los datos aportados por la ministra de Sanidad han sido debatidos por la diputada socialista Esperança Esteve quien ha reprochado a la ministra que se haya convertido en una "amenaza" para la salud de los ciudadanos al practicar el "apartheid" sanitario dejando a los inmigrantes "a su suerte", recortando partidas que afectan "directamente" a la salud como en el sida, convirtiendo a la sanidad en un "negocio", y "aumentando" las listas de espera y los diagnósticos poniendo así en "riesgo" la vida de las personas.

"El 84 por ciento de los ciudadanos le pide que se vaya, al igual que el 68 por ciento de sus votantes. Se ha convertido en una rémora para la sociedad y para su propio partido. Desde el PSOE vamos a seguir denunciado la lapidación de un bien público que es de todos y no suyo y vamos a seguir denunciado sus privilegios. Le ruego que dimita, hágase un favor y hágalo, de paso, a todos los españoles", ha zanjado Esteve.