Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Amnistía Internacional alerta de ilegales con enfermedades graves desasistidos

Ignacio Jovtis ha recopilado varios testimonios en un informe

Jueves, 04 de julio de 2013, a las 17:11

Redacción. Palma
Amnistía Internacional ha denunciado este jueves la existencia de dos casos de inmigrantes irregulares (procedentes de Uruguay y Chile) gravemente enfermos que no pueden costearse sus tratamientos. Según el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, hay "otros muchos casos" en las Islas.

Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.

Así se ha pronunciado Beltrán en la presentación del informe 'El laberinto de la sanidad', que analiza y denuncia la situación sanitaria de los inmigrantes ilegales en Baleares, elaborado por Ignacio Jovtis.

Entre los casos a los que se ha recho referencia se encuentra el de Silvia Graciela Velázquez, quien lleva en España diez años, ha explicado que padece EPOC grave, una enfermedad pulmonar que disminuye su capacidad respiratoria y que se caracteriza por ser progresiva y, en general, no reversible. Silvia declara que antes de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley, se hacía "controles cada dos, tres o seis meses", mientras que ahora ninguno. Otro caso es el de Luis Andrés Ulloa, es chileno y lleva en España seis años. Llegó a España con epilepsia y cuando ya vivía aquí, le detectaron cáncer de vejiga. Cuenta que cuando se lo descubrieron, le operaron sin cobrarle y que "todo fue perfecto".

Falta de información para los afectados

Luis Andrés Ulloa ha criticado la falta de información en la ciudadanía inmigrante con respecto a este asunto, puesto que España y Chile han firmado un convenio bilateral de seguridad social por el que los costes de la atención médica a los chilenos los cubre su país. Sin embargo, Luis se enteró buscándolo "por Internet". Luis opina que el Gobierno "enrarece" la situación y hace ver que los inmigrantes se aprovechan de la sanidad pública, mientras que Sivia afirma que el "turismo sanitario" es otra de las estrategias  para defender la reforma sanitaria aprobada por el Ejecutivo central.