13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Alonso estudiará la situación de los afectados por la talidomida pero sin “falsas expectativas”

El colectivo reivindica “algún tipo de solución” y que se revisen los criterios utilizados por el Instituto de Salud Carlos III para las ayudas

Lunes, 15 de diciembre de 2014, a las 21:25
Redacción. Madrid
El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, se ha comprometido a estudiar la situación de los afectados por la talidomida y sus reivindicaciones, pero les deja claro que no quiere "generar falsas expectativas" ya que actualmente hay un proceso judicial abierto. El nuevo ministro se reunió este lunes con representantes de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite), en la que le pidieron "algún tipo de solución" para los afectados por este fármaco administrado durante los años 60 contra las náuseas en el embarazo que posteriormente se descubrió que provocaba malformaciones en los niños.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, junto al vicepresidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite), Rafael Basterrechea.

Alonso, según reconoció su secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, tenía "especial interés" en la reunión ya que "entiende la problemática" del caso, y se comprometió a "tomar conocimiento, estudiar la situación, tener en cuenta que está el proceso judicial, la respuesta que se pueda dar".

No obstante, puntualizó que el tema lo van a estudiar "con seriedad" pero sin "prometer cosas que luego no se cumplen, como ha ocurrido con gobiernos anteriores, ya que eso genera más frustración a quien está afectado por este problema".

En este sentido, el 'número dos' de Alonso en materia sanitaria recordó que hace años ya se realizaron estudios para determinar qué pacientes podían ser víctimas de la talidomida, y el Gobierno aprobó unas ayudas en función del grado de discapacidad de las que se han beneficiado un total de 25 personas.

Los afectados piden que se revisen los criterios utilizados entonces por el Instituto de Salud Carlos III para destinar esta ayuda estatal, y que se elabore un Real Decreto por la vía de Urgencia que les permita contar con algún tipo de pensión como sucede con otros países de la Unión Europea.

"Tenemos pruebas de todo, y son demoledoras, sobre el trato denigrante que hemos recibido", reconoció el presidente de Avite, José Riquelme, lamentando que todos los afectados en Alemania, país de origen de la farmacéutica fabricante del fármaco, ya hayan sido indemnizados.

Además, les pidió que se elabore un censo de los afectados por esta problemática en España, que ellos cuantifican en unos 3.000 de los cuales ya hay unos mil que ya han fallecido, según calculan. "El tiempo corre para los afectados por la talidomida , se van muriendo poco a poco", denunció.

La asociación ha recurrido al Tribunal Supremo la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de anular el pago de una indemnización de 20.000 euros a cada afectado por la talidomida, con la que un juzgado de Primera Instancia de Madrid había condenado el pasado mes de noviembre a la farmacéutica.