Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Algo (negativo) pasa con la vacuna de la gripe

José Luis Cañada, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de Semergen lamenta que haya desinformación

Viernes, 30 de agosto de 2013, a las 12:40

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La vacunación contra la gripe en personas mayores de 65 años ha descendido, según arrojan los datos ofrecidos por el informe Indicadores Clave del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad. A pesar de que la cobertura de vacunación para mayores de 65 años se sitúa en un 57,70 por ciento en 2011, superando casi en un 1 por ciento la cifra del año anterior, los datos quedan lejos de los obtenidos entre 2008 y 2009, cuando la el porcentaje se localizaba por encima del 65 por ciento.

José Luis Cañada, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de Semergen.

José Luis Cañada, coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de Semergen ha señalado a Redacción Médica que, en parte, el hecho de que la vacunación contra la gripe haya bajado es debido a "la desinformación y a que cierta parte de la clase médica la está desprestigiando". Según Cañada, "que algunos médicos prediquen que la vacunación es inútil cala en la población". Este profesional, con 38 años de experiencia, explica que en ese tiempo ha vivido otras tantas epidemias de gripe, por lo que recomienda encarecidamente la vacunación. Cañada opina que este descenso se irá atenuando y que "se actuará con sensatez".

En cuanto a las vacunas incluidas en el calendario oficial. Por otra parte, la cobertura de las vacunas de refuerzo en sus segundas fases ha descendido también. Tanto en las vacunas frente a la difteria y tétanos (4 a 6 años), como en la de sarampión y rubeola (3 a 6 años) se ha producido una bajada en el porcentaje de cobertura, de casi un 8 por ciento y un 1 por ciento, respectivamente, si se comparan datos de 2010 con los últimos reflejados, pertenecientes a 2011. No sucede lo mismo con el primer refuerzo de ambas vacunas (1-2 años) cuando la cobertura asciende y se sitúa alrededor del 94 por ciento.

Los números de la vacunación contra la hepatitis B, meningitis C y poliomielitis, por contra, han aumentado, manteniéndose en niveles ligeramente ascendentes desde 2007, llegando a coberturas por encima del 95 por ciento.