21 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Miércoles, 22 de mayo de 2013, a las 17:07

Ainara Vallés.
Según ha informado esta mañana a Redacción Médica Alberto Pérez, representante del Sindicato Médico de Navarra (SMN) y cirujano pediátrico del CHN, el sistema informático del Servicio Navarro de Salud (SNS) sigue dando fallos; “No es el desastre total al que nos enfrentamos en Febrero, pero el Sistema sigue fallando a pesar de la mejoría”, ha afirmado Alberto Pérez.

Alberto Pérez durante la última Comisiónd de Salud del Parlamento

“Esta misma mañana se ha bloqueado el listado de pacientes en todos los ordenadores. Las dos últimas horas de consulta se hacen eternas”, ha comentado el cirujano refiriéndose a la sobrecarga que sufre el sistema tras un determinado tiempo de uso.

Sobre la instrucción que solicitó el Sindicato el pasado 8 de marzo para que les fuera notificado cómo proceder en caso de fallo informático no han recibido contestación. Tampoco sobre la petición de reducir la carga laboral para hacer frente a las demoras.

El Gobierno de Navarra ha prometido mejoras en los servidores, pero ha comunicado que hasta 2014, por motivos económicos, no se podrá renovar el sistema por completo. “Nosotros ya hemos cumplido con nuestra obligación. Ahora la responsabilidad recae sobre el Gobierno de Navarra”, ha declarado Pérez.

De otro lado, el representante del SMN ha comentado que la adjudicación de las plazas de jefatura por concurso- oposición, esto es, por objetivos y méritos logrados y no por libre designación,   es una de las prioridades del Sindicato por ser de hecho el procedimiento más “razonable”.

Según se puso de manifiesto en la Comisión de Salud del Parlamento el pasado 14 de mayo, muchas de las jefaturas médicas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) no han sido asignadas por concurso-oposición, y según el Sindicato es prioritario retomar los principios de mérito y capacidad en los nombramientos.

Pero este tema no solo interesa al Sindicato; el pasado 14 de Mayo el Partido Popular de Navarra (PPN) presentó durante la Comisión de Salud del Parlamento una enmienda, aprobada por todos los grupos excepto por el grupo Unión del Pueblo Navarro  (UPN), que se abstuvo, por la que se instaba al gobierno a “limitar los nombramientos interinos de jefaturas a un máximo de un año, en el transcurso del cual deberá salir la convocatoria de la vacante a concurso-oposición”. Asimismo, la resolución también incluía un segundo punto presentado por los grupos Bildu, Aralar-Nabai e Izquiera Eskerra (I-E)   que pide al gobierno “revisar las jefaturas y suprimir aquellas que no tengan sentido” y que salió adelante por unanimidad de votos.