Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Afectados extremeños por trastorno bipolar solicitan un centro de día

Con la entrada del nuevo año han exigido más servicios al ejecutivo regional

Jueves, 02 de enero de 2014, a las 12:13

Redacción / Emma Vaquero. Madrid
La Asociación de enfermos y familiares afectados por trastorno bipolar de Badajoz (Abiba) ha expresado la necesidad de crear un espacio que continúe el tratamiento del paciente para un correcto seguimiento de la enfermedad tras su salida del hospital.

“Cuando una persona sufre una crisis, se le ingresa en el hospital y se le medica, y cuando está bien vuelve a casa; pero así no se han conseguido los objetivos de tratamiento de esta dolencia. Se precisa un centro con una estancia más prolongada”, ha señalado el secretario de la entidad Juan Pedro Ruiz.

En esta línea, el secretario de la asociación pacense ha solicitado al Ejecutivo extremeño más recursos para este 2014, como el aumento del número de psicólogos y psiquiatras que ayuden al paciente a abordar esta enfermedad que influye en el desarrollo de su actividad diaria.

Primeros cursos colectivos sobre trastorno bipolar

La asociación Abiba que nació el pasado octubre para “concienciar a la sociedad extremeña en relación con esta enfermedad, y para que los afectados y familiares encuentren el apoyo necesario”, ha creado los primeros cursos colectivos de psicoeducación para mejorar y controlar el comportamiento ante las crisis que sufren quienes padecen un trastorno bipolar.

Hasta ahora se ofertaban desde la asociación de forma individual, pero desde febrero y hasta julio, seguirán un procedimiento distinto con el objetivo de compartir vivencias entre las distintas partes implicadas una vez se detecta la enfermedad. “Una persona puede entender que el problema es aislado, pero estando en grupo todos se dan cuenta de que no hay tantas diferencias, y cambia la perspectiva sobre cómo afrontar el día a día”, ha señalado el secretario Juan Pedro Ruiz.

Desde Abiba han destacado la importancia que estos cursos tendrán para los afectados, un cuatro por ciento de los extremeños, según sus estimaciones. “En ellos podrán participar no solo los afectados por la enfermedad sino también sus familiares” ha señalado el secretario de la entidad, que añade: “trataremos de ampliar la oferta en función de la acogida y los resultados que obtengamos”.