Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40

Afectados con esquizofrenia solicitan más información sobre la enfermedad

Los síntomas negativos conllevan un deterioro ocupacional, familiar y social y no cuentan, por el momento, con tratamiento farmacológico eficaz.

Lunes, 02 de diciembre de 2013, a las 13:20

Redacción. Madrid
La Asociación Madrileña de Amigos y Familiares de personas con Esquizofrenia (Amafe), ha señalado que existe un conjunto de creencias erróneas y actitudes de rechazo social ante quienes sufren algún tipo de enfermedad mental, que dificulta los procesos de recuperación de los pacientes y aumentan el riesgo de discriminación.

Esta actitud, que aparece también entre los familiares, los profesionales y los mismos afectados (autoestigma) favorece la negación del problema y propicia el rechazo a la petición de ayuda profesional. En consecuencia, retrasa la detección, el diagnóstico y el inicio del tratamiento. Así lo ha expresado la directora de Amafe, Ana Cabrera y ha añadido que “defendemos la necesidad de desarrollar  campañas informativas sobre la enfermedad, que contribuyan a disminuir el desconocimiento y los falsos mitos asociados y propicien el tratamiento temprano”.

Amafe, que ha participado en el II Foro Internacional sobre Nuevos Abordajes en el Tratamiento de la Esquizofrenia, ha manifestado su lucha para desmentir los estereotipos que más frecuentemente se asocian a la esquizofrenia: peligrosidad y actos violentos, responsabilidad sobre la enfermedad, incompetencia e incapacidad para tareas básicas de la vida, impredecibilidad de sus reacciones y falta de control. “El estigma se mantiene por el desconocimiento social y por creencias y prejuicios muy arraigados en la población, derivando todo ello en una fuerte resistencia a la argumentación lógica”, ha insiste la directora.

Además desde la asociación han advertido que “carecen de instrumentos de evaluación apropiados y de tratamientos eficaces” para diversos síntomas que generan las enfermedades mentales.

Intervención psicosocial

La directora de Amafe ha declarado que “a los componentes esenciales de la terapia, los fármacos, debemos unir las intervenciones psicosociales efectivas ya que reducen las readmisiones hospitalarias, previenen las recaídas, disminuyen los síntomas, mejoran el funcionamiento social y ocupacional, promueven la autonomía y proveen de soporte a los familiares y cuidadores”.