19 nov 2018 | Actualizado: 21:40
Viernes, 24 de octubre de 2014, a las 15:38
Redacción. Valencia
La patronal de los centros residenciales de la Comunidad Valenciana (Aerte) ha reclamado a la Consejería de Bienestar Social un nuevo plan de plazas concertadas del sector de la dependencia que resuelva “el deseado equilibrio que permita trabajar en igualdad de oportunidades a todos los profesionales y empresarios del sector, y la libertad de elección de centro para todas las personas en situación de dependencia y sus familiares”.

María José Mira, directora general de Aerte.

En este sentido, Aerte ha propuesto a la Consejería un modelo donde los centros puedan ofrecer las plazas que deseen, cumpliendo los requisitos establecidos en el pliego de prescripciones que la Administración determine, formando una bolsa de plazas a las que Bienestar Social derivaría a las personas dependientes solicitantes de plazas residenciales para que puedan decidir de forma libre el centro, con la única limitación del presupuesto existente.

Es decir, que los operadores del sector que cumplan unos requisitos mínimos, puedan ofrecer sus plazas y la Administración pueda disponer de todas ellas. El usuario, con un listado de los centros concertados y su ubicación, a través de la bolsa de plazas, se pondría en contacto con el centro o centros que quiera visitar y de esa forma decidir libremente donde decide ingresar.

En opinión de la patronal, este modelo tendría una serie de ventajas, tales como la libertad de elección real, más transparencia, mayor flexibilidad para adaptar las plazas a la demanda y al presupuesto y mayor igualdad en el precio del servicio. Además, facilitaría la entrada a posibles nuevos centros u operadores y atraería inversión a la región. Por último, la patronal considera que este modelo proporcionaría “un aumento en la calidad asistencial al fomentar la libre competencia”.