17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

AECC y Secpre piden que pacientes con cáncer tengan más información sobre reconstrucción mamaria

Sólo el 30% de las españolas sometidas a una mastectomía se reconstruyen las mamas.

Jueves, 11 de diciembre de 2014, a las 14:16
Nuria Fernández Gámez. Madrid
En la actualidad, en España se diagnostican anualmente unos 25.000 casos de cáncer de mama, de los cuales aproximadamente a 16.000 mujeres se les practica una mastectomía. No obstante, el porcentaje de pacientes que se reconstruyen las mamas después de esta cirugía es muy reducido, tan solo un 30 por ciento de todas las mujeres con esta patología en nuestro país. 

Patrizzia Bressanello, psicóloga de la AECC, Marta García Redondo, secretaria general de la Secpre e Isabel Marínez-Noriega, de la AECC


Por este motivo, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre) han hecho un llamamiento para que todas las mujeres intervenidas de mastectomías dispongan de información rigurosa y clara sobre la posibilidad de la reconstrucción mamaria.  “Desde la Secpre queremos insistir mucho en que las pacientes igual que tienen derecho a tratarse correctamente, integrar también este tratamiento de cáncer de mama, normalizar la reconstrucción mamaria  y animar a que todo el mundo se informe sobre esta posibilidad”, ha explicado Marta García Redondo, secretaría general de esta sociedad.

Según estimaciones de la Secpre, solo el 60 por ciento son informadas sobre la opción de la reconstrucción pese a que esta técnica este dentro de los protocolos de actuación de los hospitales. En este sentido, el primer punto de información suele ser por parte del profesional que diagnostica la patología. “Lo que  queremos recalcar es que es muy importante que las pacientes que vayan a ser reconstruidas deben ser vistas o derivadas a un centro donde haya cirugía plástica porque realmente es el cirujano plástico el que conoce todas las posibilidades de reconstrucción y es el que mejor puede informar a la paciente”, ha manifestado García.

Las opciones que tiene una mujer cuando se le informa que se le va a practicar una mastectomía son principalmente tres. Por un lado está la opción de no reconstruirse, ya bien sea por decisión propia o del especialista. En segundo lugar está la reconstrucción inmediata que se lleva a cabo en el mismo momento quirúrgico o una tercera opción de hacerlo un tiempo después de haber realizado la cirugía. Los principales motivos para no practicar esta cirugía a una paciente pueden ser personales o por razones médicas, como pueden ser si el cáncer está muy avanzado o bien porque tenga que seguir recibiendo tratamientos como quimioterapia o radioterapia.  

Técnicas de reconstrucción mamaria

La reconstrucción es uno de los temas que más dudas generan y menos información reciben las mujeres.  La mastectomia es uno de los elementos a lo largo de un proceso de cáncer de mama que generan más malestar emocional. Un momento difícil para la paciente  y que cómo explican los expertos precisa de un apoyo profesional.

Hasta el momento las técnicas que se están empleando son la aloplastia que es la cirugía con implantes. Las técnicas autólogas que se realiza con tejidos propios del individuo que proceden del abdomen, muslos, glúteos, espalda y finalmente los procedimientos mixtos que emplean tejidos propios combinados con implantes. Se debe recalcar que en cada caso hay que valorar a cada paciente, es decir,  una reconstrucción “personalizada”, hecha a la medida de cada mujer.

“Abogamos porque la mujer se informe, que sepa que existen unidades de reconstrucción pero que hable con sus médicos para ver si en su caso es posible, cuál es la opción más adecuada a nivel clínico y que ya posteriormente decida cuál es la opción que emocionalmente le puede ayudar más”, ha declarado Patrizia Bressanello, psicóloga del servicio Infocáncer de la AECC.

ENLACES RELACIONADOS

Sanidad recuerda la importancia de participar en el programa de prevención del cáncer de mama (18/10/2014)