Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Acuerdo entre la Junta y los veterinarios para la formación en seguridad alimentaria

El convenio incluye los requisitos y normas de autocontrol en empresas tanto públicas como privadas

Martes, 24 de junio de 2014, a las 18:29
Redacción. Sevilla
La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y el Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios firmarán un convenio de colaboración para la formación en seguridad alimentaria de estos profesionales, que actualmente imparte el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

La consejera andaluza, María José Sánchez Rubio, con el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios y representantes del mismo.

Esta formación incluirá los requisitos y normas de autocontrol de los establecimientos y empresas para garantizar la seguridad alimentaria de la ciudadanía, y tendrá valor tanto en el sector público como en el privado. Asimismo, ambas entidades colaborarán en el primer congreso andaluz de salud pública y seguridad alimentaria que el Consejo Andaluz organizará, previsiblemente, en 2015.

Seguimiento de medicamentos de uso hospitalario en animales

La reunión de este martes entre la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, y  el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios, Fidel Astudillo, ha congregado también a presentes la secretaria general de Calidad, Innovación y Salud Pública, Josefa Ruiz; el gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, y los miembros del Consejo y presidentes de los Colegios de Granada, Francisco Muñoz, de Jaén, Antonio Gallego, y de Sevilla, Ignacio Oroquieta.

Además, se ha constituido un grupo de trabajo para estudiar el seguimiento y la ampliación de medicamentos de uso hospitalario en animales, con el objeto de adaptarse a la actual normativa europea y  mejorar el acceso y el control de fármacos que en estos momentos no pueden dispensar los veterinarios andaluces.

Por otro lado, se ha consensuado la revisión de la normativa en relación a perros mordedores, con el objeto de facilitar la vigilancia y seguimiento de estos animales. 

“Esta colaboración no busca sólo aumentar la seguridad alimentaria para nuestra población, sino que también permite mejorar la capacitación de los profesionales que velan por el control y seguridad de los alimentos en nuestra comunidad autónoma y abrir nuevas opciones de empleo para los veterinarios”, han coincidido en afirmar Sánchez Rubio y Astudillo.