13 dic 2018 | Actualizado: 14:15

UCE-Murcia revela que apenas el 6% de la hostelería cumple la ley

Sanidad, en cambio, no detecta “anomalías importantes” en sus inspecciones

mar 11 enero 2011. 18.23H

Pedro Valera.

EP. Murcia
La Unión de Consumidores Españoles (UCE Murcia) ha podido comprobar in situ, tras un sondeo llevado a cabo los días 1 y 2 de enero, que sólo seis establecimientos, en concreto restaurantes, de cien visitados por distintos municipios de la comunidad autónoma, cumplen los nuevos requisitos de la Ley Antitabaco y prohiben fumar en su interior, por lo que exige que la normativa se aplique en adelante “con toda firmeza”.

El fin de este sondeo, según ha explicado el presidente de UCE Murcia, Pedro Valera, reside en “comprobar el estado de concienciación y el compromiso del sector de la hostelería con la Ley y la cobertura que da la misma a la salud de las personas”.

En concreto, el sondeo ha sido realizado en establecimientos de Murcia, Cartagena, Molina de Segura, Alcantarilla, Bullas, Caravaca de la Cruz, Jumilla, Yecla y Cieza, entre los cuales el 50 por ciento eran restaurantes y la otra mitad cafeterías o bares.

A juicio de Valera, esta diferencia se centra ante todo en que, en los restaurantes, “ya se aplicaba la Ley con rigor, sobre todo en las salas comedor”, por lo que incidió en que “la Ley no se está aplicando”, y, por lo tanto, “no se está respetando el derecho del no fumador a contar con un ambiente limpio en locales públicos”.

Periodos de tolerancia

Así, la organización se muestra en contra de cualquier aplazamiento o carencia al respecto puesto que “ya en su día se dieron plazos para la aplicación de la ley anterior que no sirvieron para nada”.

“Entendemos que, si se ofrecen periodos de cierta tolerancia, no van a servir para nada”, aseguró Valera, que exige “que se aplique con toda firmeza la nueva normativa” y rechaza los planteamientos de los hosteleros “quejándose, como suele ser habitual en ellos, en lugar de mostrar colaboración, imaginación y creatividad para no perder al consumidor que es fumador”.

A la vez critica que, en Murcia, los inspectores de Sanidad no pongan multas en el primer mes de funcionamiento de la nueva ley, ya que “la normativa es clara y en ninguna aplicación de la misma se establece periodo de gracia: se aplica y punto, porque, de lo contrario, debería aplazarse también un mes el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social a aquellas empresas que tuvieran dificultades, por ejemplo”.

Además, insistió, “el sector ha tenido un periodo amplísimo de tolerancia para la aplicación de la ley, así como para formarse, para campañas informativas o mentalización, incluidas las fiestas de Navidad”. Por lo que, apuntó el presidente de UCE Murcia, “rechazamos esta medida y consideramos que no es legal y no se puede hacer”.

Por otro lado, el portavoz de la asociación aseguró que la organización está recibiendo numerosas quejas, aún por cuantificar, “que denotan la falta de presencia de inspectores de Sanidad y Consumo en los establecimientos para controlar que se está cumpliendo la Ley Antitabaco”. A su parecer, "la crisis, en cierto modo, lo que está produciendo es una bajada de guardia en la promoción de consumo".

“Entre carencias o victimismos de los distintos sectores comerciales y de hostelería siempre paga el mismo: el consumidor y usuario”, se lamentó, tras lo que aseguró que UCE Murcia mantendrá estos sondeos todas las semanas durante todo el mes de enero y parte de febrero.

Inspección de Sanidad

Como contraste a las indagaciones de UCE-Murcia, los 150 inspectores de la Consejería de Sanidad y Consumo autonómica no han hallado “anomalías importantes” en la aplicación de la Ley Antitabaco en las 20 inspecciones realizadas entre el lunes y el martes, en los dos primeros días de aplicación de la norma, según ha señalado el jefe del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Dirección General de Salud Pública, Blas Marsilla.

De momento, Marsilla ha precisado que la Consejería de Sanidad regional, que es el órgano competente en materia de procedimiento sancionador y de control en esta materia, no ha recibido ningún tipo de sanción ni denuncia en este sentido por parte de las policías locales o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los inspectores han realizado un total de 20 inspecciones, por lo general en establecimientos “más bien de carácter grande, que reúnen muchos requisitos para hacer más compleja la aplicación de la norma, como hoteles con cafetería, restaurantes y salones de celebraciones”.

En este sentido, el responsable de la comunidad autónoma reconoció que, salvo “algún error” en cuanto al cartel indicativo que prohíbe fumar, que probablemente no era correcto y no se ajustaba a lo que explicaba la normativa, los inspectores “no han encontrado ningún otro tipo de anomalía”.