Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:40

7.000 pacientes serán atendidos en el centro de Esporales

La Consejería de Salud ha hecho una inversión de 1,5 millones de euros

Martes, 05 de abril de 2011, a las 18:21

Redacción. Palma
El nuevo Centro de Salud de Esporles, que abrirá sus puertas en dos semanas, dará cobertura a una población de casi 7.000 personas y contará con un total de once consultas, siete más que el edificio actual, entre las que destacan una Unidad de Atención a la Mujer, una consulta de cirugía menor y más programas de educación para la salud.

Francesc Antich inaugura el nuevo Centro de Salud de Esporales.

Así, el presidente del Gobierno, Francesc Antich, y el consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, han inaugurado el nuevo centro, que pertenece a la zona básica de salud de Tramuntana, que incluye las unidades básicas de Estellencs, Banyalbufar y Valldemosa y tiene asignada una población de 6.818 personas.

Concretamente, Thomàs ha informado de que su Consejería ha hecho una inversión de 1,5 millones de euros para este nuevo centro, ubicado en la misma dirección que el antiguo, en la calle del Quarter, 24, de Esporles, si bien "se ha multiplicado por cuatro la superficie construida, puesto que pasará de los 206 m2 actuales a 989 m2, distribuidos en una planta sótano, una planta baja y dos plantas más".

De este modo, ha subrayado que el nuevo equipamiento sanitario, con más espacio, permitirá ampliar el número de consultas hasta disponer de un total de doce (ocho consultas de medicina y enfermería (hasta ahora había tres); dos de pediatría (hasta ahora había una) y una consulta de cirugía menor (antes no había ninguna). Además, ha anunciado que habrá una Unidad de Atención a la Mujer, una sala de atención urgente y técnicas especiales y un punto de atención continuada (PAC).

Por otro lado, Thomàs ha destacado que la Unidad de Atención a la Mujer permitirá hacer los programas de educación maternal, que en el anterior centro no se podían hacer por "carencia de espacio", mientras que ha avanzado que el nuevo centro también permitirá ampliar los programas de educación para la salud, como deshabituación tabáquica o formación a los cuidadores de gente mayor, que antes no se podían hacer.

El consejero ha considerado que este centro de salud albergará unas instalaciones "adecuadas a las necesidades de la población de este municipio mallorquín y de los profesionales, puesto que permite unos espacios más cómodos para los usuarios y unas mejores condiciones de trabajo para los trabajadores". Además, ha agregado que "facilitará atender el incremento de recursos humanos si se produce un crecimiento de la población del municipio".