Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50

50 médicos de familia, bajo sospecha en Galicia por prescribir demasiadas recetas

Dos de ellos firmaron una media diaria de casi 300 en el año 2012

Sábado, 30 de noviembre de 2013, a las 12:30
Redacción. Santiago
El Servicio Gallego de Salud (Sergas) ha ejecutado un programa de inspección para detectar el uso indebido de la prescripción de recetas por parte de los médicos de Atención Primaria de la región y, por el momento, ha detectado que al menos 50 facultativos incumplieron los límites acordados con las autoridades sanitarias,  según recogen varios periódicos de la región.

Nieves Domínguez, gerente del Sergas.


Según fuentes de la Consejería de Sanidad gallega, en concreto dos médicos “prescribieron 61.000 recetas en el año 2012 cada uno, lo que equivale a una media diaria de casi 300 medicamentos”, de acuerdo con la información recogida por diarios de información autonómicos. “Se ha seleccionado a los más desviados de la media. No hay ningún tipo de sanción, se les llama para que expliquen estos datos, porque puede haber un error o una explicación lógica”, sostienen en el Sergas.

Pero lo cierto es que, como poco, estos galenos se quedarán sin parte del complemento anual de productividad por incumplir los indicadores que fija el propio servicio de salud regional, lo que supone que dejarán de percibir entre 2.000 y 3.000 euros. Se trata de una cantidad extra de dinero preestablecida en los contratos de gestión que se firman entre el Sergas y todos los gerentes de Gestión de Área Integrada de la comunidad autónoma a principios de cada año.

Los acuerdos del 2013 recogen que el porcentaje de genéricos debe alcanzar el 37 por ciento de las recetas; el de novedades terapéuticas no superar el 1,5 por ciento; el coste medio del fármaco situarse en menos de 13,5 euros; y el precio medio de las estatinas –para tratar el colesterol– por ejemplo, no superar los nueve euros. Hay otros parámetros que no tienen que ver con la prescripción, como un porcentaje de vacunación en el caso de los pediatras de Primaria, o implantar procesos asistenciales.

Indicadores que se miden por los inspectores

Porque, en efecto, el número de recetas que prescribe el médico del primer nivel asistencial en Galicia no es el único parámetro que miden los inspectores del Sergas. A la hora de llevar a cabo esta inspección se tienen en cuenta otros parámetros como el coste medio por medicamentos prescritos; el porcentaje de genéricos; o el de innovaciones terapéuticas. Por ejemplo, si el gasto medio por receta está en Galicia entre todos los facultativos en torno a 15 euros, hay varios que sobrepasan un coste medio de 50 euros por medicamento recetado.

Novedades terapéuticas

Las novedades terapéuticas también son un parámetro que analiza la inspección. Se trata de medicamentos autorizados por la Agencia Española de Medicamentos en los últimos años, y que por lo tanto no tienen un genérico equivalente, cuya aportación es de poca o nula mejora terapéutica. En este caso la media en Galicia es de un 1,8 por ciento del total de recetas, pese a que hay facultativos que llegan al 7 por ciento, por lo que también están dentro de este programa.

Por último, también se ha llamado a aquellos facultativos que prescriben muy pocos genéricos –alguno está en el 2 por ciento–, cuando la media gallega es del 40 por ciento. Esta inspección se ha llevado a cabo entre los facultativos de Primaria, pero la Xunta no descarta ampliarla en una segunda fase a los médicos de Atención Especializada.