20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

5.256 pacientes de paliativos han accedido al programa de telecontinuidad desde 2012

Enfermos y cuidadores pueden resolver sus dudas a través de esta iniciativa

Lunes, 13 de octubre de 2014, a las 15:30
Redacción. Sevilla
Un total de 5.256 pacientes con necesidad de cuidados paliativos de Andalucía han accedido al programa de telecontinuidad que ofrece ‘Salud Responde’ durante 24 horas en coordinación con los profesionales del sistema sanitario público andaluz, para garantizar un seguimiento personalizado tras haber recibido el alta hospitalaria.

Sánchez Rubio.

En una nota, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha explicado que ‘Salud Responde’ es una de las primeras experiencias a nivel nacional en este campo, y que está puesta en marcha por la Junta de Andalucía desde hace ahora dos años.

Los pacientes inscritos de manera voluntaria en este programa y sus cuidadoras pueden resolver sus dudas o ser atendidos desde su propio domicilio a través del teléfono de ‘Salud Responde’, evitando desplazamientos innecesarios a los centros sanitarios. Con ello, el objetivo del programa es facilitar a los profesionales sanitarios el seguimiento continuado de estos pacientes durante la evolución de su enfermedad y reforzar la cobertura sanitaria de estas personas fuera de las horas de atención habitual en sus respectivos centros.

Destaca igualmente el incremento de unidades de cuidados paliativos con las que cuenta el sistema sanitario público, alcanzando las 63 unidades de hospitalización y equipos de soporte a domicilio o mixtos.

En el marco del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha recordado que Andalucía fue la primera comunidad en impulsar una ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas ante el Proceso de la Muerte para garantizar soporte asistencial y emocional desde la sanidad pública andaluza en los momentos finales de la vida.

La consejera del ramo ha manifestado que desde la Junta “promulgan un enfoque de atención que mejore la calidad de vida de las personas enfermas y de sus familias al afrontar los problemas asociados a enfermedades incurables desde la prevención, el seguimiento estrecho de la evolución y el tratamiento adecuado de los efectos colaterales como el dolor y otros problemas físicos, sin olvidar la humanización de la asistencia y el apoyo emocional que se necesita en estos momentos tan delicados”.