Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Fenin rechaza las agrupaciones homogéneas de productos sanitarios

La patronal asegura que perjudicaría al paciente además de incrementar los costes

Lunes, 19 de septiembre de 2011, a las 23:38
Redacción. Madrid
La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) considera inviable hacer agrupaciones homogéneas para productos sanitarios (absorbentes de incontinencia de orina, apósitos, bolsas y accesorios de ostomía, sondas, colectores o bolsas de orina), tal y como se recoge en el Real Decreto-Ley 9/11, aprobado el pasado 19 de agosto, sin perjudicar al paciente. Asimismo, señala que el ahorro que supondría esta medida no sólo es escaso, sino que incrementaría los costes económicos debido a los problemas que se generarían en los pacientes.

Especificidades muy marcadas dentro de una misma categoría

Margarita Alfonsel, secretaria gral. de Fenin.

Según ha explicado la patronal, la dificultad para agrupar productos sanitarios se debe a que, dentro de una misma categoría, éstos son muy específicos y de características técnicas y materiales muy diferentes entre sí. En el caso concreto de los apósitos, el sector manifiesta que se trata de productos únicos e individualizados, lo que hace imposible establecer criterios de intercambio entre los mismos. Por su parte, los fabricantes de sondas, colectores y bolsas de orina indican que cada producto tiene propiedades estructurales, químicas y de concepto funcional diferentes. Esta misma situación se da en las bolsas y accesorios de ostomía, cuyas características técnicas, composición y diseño ergonómicos también son muy distintos. En absorbentes de incontinencia de orina en la actualidad existe a disposición del paciente multitud de alternativas que se adaptan a la situación particular, teniendo en cuenta no sólo su grado de movilidad ambulante y encamado, su nivel de absorción sino además otras características fundamentales para el cuidado de la piel, evitando gastos asociados al sistema público de sanidad.

El paciente sale perdiendo

Asimismo, la Federación argumenta que actualmente no existen estudios de equivalencia entre productos sanitarios que permitan disponer de evidencias científicas y técnicas que demuestren la igualdad de prestaciones de dos productos para la misma indicación. “Son precisamente estas diferencias entre los productos las que hacen posible que el paciente pueda utilizar el más adecuado en cada momento en función de la evolución de la enfermedad. Una agrupación homogénea podría suponer un perjuicio para la salud de los pacientes, además de no promover la equidad, cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud”, afirma Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin.