Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:55
Miércoles, 29 de enero de 2014, a las 16:43

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La Mesa de Transporte Sanitario No Urgente, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha trasladado en las ambulancias de transporte sanitario a un total de 451.899 pacientes en el archipiélago durante el año 2013.

Gestionada por la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), la Mesa de Transporte opera bajo la coordinación de los médicos del Servicio de Urgencias Canario (SUC) desde 2002.

El Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) engloba todos los servicios de traslado de pacientes solicitados por un facultativo del Servicio Canario de Salud (SCS), una vez valorada la situación clínica o a la imposibilidad física para hacer uso de medios ordinarios de transporte.

Estos servicios se coordinan de forma independiente a las urgencias o emergencias que se solicitan directamente al 112, y se gestionan con unos recursos móviles específicos para el traslado del paciente, ya sea en ambulancia de transporte colectivo o en ambulancias de transporte individual.

En 2013, la Mesa de Transporte realizó 854.337 servicios, entre trayectos de ida y vuelta, lo que ha permitido atender a casi 452.000 pacientes.

Del total de los servicios realizados, más del 56 por ciento, en concreto 486.526, correspondieron a pacientes que debían acudir a rehabilitación, mientras que el 31 por ciento, 272.671 casos, correspondieron a traslados de pacientes a servicios de hemodiálisis.

El resto de los traslados se distribuyó en consultas externas, con una representación del 5 por ciento; altas en Urgencias con un 2 por ciento; pruebas diagnósticas, altas en planta, hospital de día y otros con un 1 por ciento cada uno de ellos; radioterapia, con un 0.8 por ciento, y quimioterapia con un 0.2 por ciento.

Doce horas de antelación

De todos estos servicios, la gran mayoría, un 95 por ciento, correspondieron a servicios programados, es decir, solicitados con al menos doce horas de antelación a la Mesa de Transporte Sanitario para su planificación con las empresas de ambulancias.

Este tipo de servicios puede ser puntual, como el traslado a consultas y sus regresos, o prolongado, que se repite de forma secuencial en el tiempo como los casos de hemodiálisis, radioterapia o rehabilitación.

El resto, un 5 por ciento, ha correspondido a traslados diferidos que son aquellos que se comunican sin antelación como son las altas de planta y de urgencias.