Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:15

44 pacientes reciben tratamiento de hemodiálisis en su domicilio

Con esta opción, el enfermo evita desplazamientos y esperas

Viernes, 18 de febrero de 2011, a las 15:32

Carmen Ollobarren; directora de Enfermería del CHN; Fernando Boneta, gerente del CHN; Pilar Urzainqui, jefa de la unidad de enfermería de Diálisis B; y Ana Vidaurre, esposa de un paciente.

Redacción. Pamplona
En Navarra, en la actualidad, 316 enfermos renales crónicos reciben algún tipo de tratamiento renal sustitutivo (TRS), de los que 226 lo hacen en las unidades de diálisis del Complejo Hospitalario de Navarra. De ellos, 44 han optado por recibir el tratamiento en su propio domicilio.

En el antiguo hospital Virgen del Camino reciben tratamiento de diálisis convencional 68 pacientes y 4 (el 6 por ciento) se encuentran en programa de hemodiálisis domiciliaria. En el antiguo Hospital de Navarra reciben tratamiento de diálisis 158 pacientes de los que 40 (25,3 por ciento) se encuentran en técnicas domiciliarias, 36 en diálisis peritoneal y 4 en hemodiálisis domiciliaria.

Así se ha puesto de manifiesto este viernes en un acto en el que se ha explicado el proceso de esta enfermedad, la atención sanitaria de enfermería a los pacientes que la padecen, así como las técnicas domiciliarias del TRS, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

En la sesión ha participado el director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Fernando Boneta, la directora de Enfermería del CHN, Carmen Ollobarren, las jefas de unidad de enfermería de Diálisis A y B, Itziar Bueno y Pilar Urzainqui, y Ana Vidaurre, esposa del paciente.

La Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA) representa un importante problema de salud pública, tanto por su elevada incidencia y prevalencia, como por su coste socioeconómico.

Según datos de 2008 del registro nacional de pacientes renales coordinado por la Organización Nacional de Trasplantes, en España hay 45.000 pacientes en tratamiento renal sustitutivo (TRS), de los que casi la mitad están trasplantados. Estos pacientes, que suponen el 0,1 por ciento de la población, consumen casi el 2,5 por ciento del gasto sanitario.

El Estudio Epirce (Epidemiología de la insuficiencia renal en España) estima que uno de cada 10 españoles padece enfermedad renal crónica y en adultos mayores de 18 años, un 6-7 por ciento presenta una insuficiencia renal con función renal por debajo del 50 por ciento.