Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

4.000 trabajadores sociales entregarán firmas al Síndic de Greuges para protestar por los impagos

Las entidades han pedido una reunión urgente con el presidente Alberto Fabra

Martes, 05 de noviembre de 2013, a las 14:18

Redacción. Madrid
El sector de las residencias y centros de atención a personas mayores en la Comunidad Valenciana ha comunicado su malestar por la "constante marginación" que sufren por parte de la Administración valenciana debido al impago de la deuda acumulada, que asciende a más de 100 millones de euros.

La consejera de Bienestar Social, Asunción S. Zaplana.

Para el sector, los impagos "ponen en peligro de extinción a corto plazo a todo el sector de atención a la dependencia, a sus más de 300 centros y mas 15.000 trabajadores directos que atienden diariamente a alrededor de 30.000 personas mayores", denuncian. Es la queja de la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (Aerte); La Asociación de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores del Sector Solidario (Lares); la Asociación de Empresas Concertadas de Accesibilidad Social (Aecas); la Asociación Valenciana de Empresas de Gestión de Residencias Públicas (Avrep). Estas entidades, junto a las organizaciones sindicales CCOO y UGT, han acordado este martes realizar una serie de concentraciones, movilizaciones, paros y reuniones con administraciones locales, autonómicas y nacionales para que, de forma urgente, la Generalitat resuelva el desbloqueo de la deuda.

Estas entidades y sindicatos exigen al Ejecutivo que les dé el mismo trato de financiación que a los conciertos sanitarios y educativos, además de "un compromiso totalmente firme para establecer un plan de pagos real y urgente que se ejecute en tiempo y forma que permita solventar la situación de colapso por la que atraviesan los centros".

Además de la entrega de firmas, han solicitado una reunión urgente con el presidente Alberto Fabra. Por otro lado, desde este sector "se invita a otros colectivos que se vean afectados directa o indirectamente por el incumplimiento de la administración valenciana y asociaciones afines se sumen a esta iniciativa reivindicativa con el propósito de reclamar una actuación creíble que no puede ser aplazada por más tiempo".

Deuda acumulada

La cifra desgranada de la deuda acumulada de la Administración autonómica con los centros y residencias de atención a personas mayores es la siguiente: 44 millones de euros correspondientes a los servicios públicos de gestión privada (pendientes de cobro desde noviembre de 2012); 40 millones de euros correspondientes a los servicios de accesibilidad social (pendientes de cobro desde diciembre de 2012); 9 millones de euros correspondientes a los Bono-residencias (pendientes de cobro desde enero de 2013); 9,3 millones de euros correspondientes a servicios que prestan a las residencias y servicios de atención a los mayores del sector solidario (Lares). Además, recuerdan que el impago de noviembre generará otros diez millones mas de deuda.