Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Viernes, 02 de enero de 2015, a las 17:20
Redacción. Barcelona
En 2014, durante el periodo de enero anoviembre, 1.978 pacientes con hepatitis C han sido tratados farmacológicamente. El coste total ha sido de 22,1 millones de euros financiados íntegramente por el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut).
De estos enfermos, 393 ya han recibido el tratamiento con los nuevos antivirales comercializados en 2014.
Concretamente, 174 con simeprevir y 219 con sofosbuvir, dos nuevos antivirales aprobados por el Sistema Nacional de Salud desde el 1 de agosto de 2014 y la 1 de noviembre, respectivamente.

Josep María Padrosa, gerente del CatSalut.

En el caso del sofosbuvir, el Departamento de Salud, a través del Servicio Catalán de Salud, estableció ya el mes de agosto un procedimiento para que los enfermos pudieran acceder de forma precoz. Este fármaco lo pueden recibir los pacientes que se encuentran en lista de espera de trasplante hepático, pacientes trasplantados hepáticos, pacientes con cirrosis, pacientes en los que esté contraindicado el uso de interferón y pacientes con fracaso al tratamiento previo.

Para garantizar el acceso de los enfermos a estos nuevos tratamientos, el Departamento de Salud ha mantenido varias reuniones con las asociaciones de pacientes con hepatitis y trasplantados hepáticos, las sociedades científicas, los hospitales y los laboratorios farmacéuticos.

También se ha creado un grupo específico del tratamiento de la hepatitis C en el marco del programa de armonización farmacoterapéutica del CatSalut, conjuntamente con hepatólogos y gestores hospitalarios. El objetivo de este grupo de trabajo se actualizar de forma dinámica los nuevos tratamientos farmacológicos de la hepatitis C y garantizar la equidad en el acceso a todos los pacientes que lo necesiten.

Aparte de estos dos fármacos (simeprevir y sofosbuvir), en el transcurso del 2015 llegarán nuevos medicamentos que combinados entre sí o con los actuales mejorarán aún más la efectividad de los tratamientos.

El Servicio Catalán de la Salud, tal y como se comprometió el consejero en el Parlamento de Cataluña, continuará garantizando que todas las personas que necesiten tratamiento para la hepatitis C dispongan de los fármacos más adecuados a su situación clínica.