Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

38 enfermos en 3 meses, balance de la unidad de diagnóstico del Mateu Orfila

El servicio elude ingresos innecesarios y ahorra así dinero

Viernes, 28 de marzo de 2014, a las 17:25
Redacción. Menorca
La Unidad de Diagnóstico Rápido (UDR) del Hospital Mateu Orfila de Maó ha atendido a 38 personas durante el primer trimestre del año y se han diagnosticado casos de infecciones crónicas, enfermedades sistémicas, síndromes cardíacos o neoplasias, entre otras patologías; a la vez que se han descartado patologías potencialmente graves, según han informado este viernes fuentes del centro sanitario.

“El grado de satisfacción por parte de pacientes y facultativos es elevado puesto que la unidad permite evitar ingresos innecesarios con la misma calidad asistencial y disponibilidad de medios que se ofrecen al enfermo hospitalizado”, han remarcado.

La UDR del hospital se puso en marcha a principios de este mismo año y, por tanto, el equipo asistencial de la unidad tiene previsto completar el primer semestre del año para valorar los primeros resultados obtenidos, con la posibilidad de ampliar este servicio a los centros de Atención Primaria y otros servicios del centro.

Se trata de un nuevo recurso asistencial para el diagnóstico de pacientes con sospecha de padecer una enfermedad potencialmente grave y cuyo estado de salud y entorno socio-familiar permite un estudio ambulatorio como alternativa al ingreso hospitalario convencional.

El equipo está formado por los doctores César Pérez y María Ángeles Polvorosa y la enfermera Cati Rodríguez, quienes compaginan su actividad habitual en el hospital con la atención dos días a la semana de los pacientes de la UDR.

En la actualidad, son los especialistas de Servicio de Urgencias y de Medicina Interna del propio hospital quienes derivan a los pacientes a la Unidad de Diagnóstico Rápido bajo criterio médico y en función de la sospecha de determinados grupos de patologías potencialmente graves cuyo estudio no se puede demorar.

En este sentido, desde la UDR la citación para una primera visita se realiza en menos de una semana y en un plazo medio de quince días se han completado las pruebas necesarias para el diagnóstico. “Todo ello sin necesidad de hospitalización, de manera que se trata de una asistencia mucho más cómoda para los pacientes y sus familias”, han señalado desde el centro sanitario.