Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50
Viernes, 18 de noviembre de 2011, a las 00:36

PRIMER PLANO
LA ASAMBLEA RECHAZA EL ADELANTO ELECTORAL PROPUESTO POR FARIÑA Y SU ENTORNO
El Colegio de Médicos de Madrid se harta de Uniteco
Los compromisarios son un clamor en contra de que la correduría controle la corporación

Óscar López Alba / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
La Asamblea de Compromisarios del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) ha dicho basta a Uniteco, y ha rechazado por amplia mayoría las dos propuestas que traían la presidenta Juliana Fariña y la correduría: rebajar la cuota colegial un 5 por ciento y adelantar las elecciones al 26 de enero próximo. Eso no significa que no habrá adelanto electoral respecto a la fecha prevista (mayo de 2011), ya que la mayoría de la Junta Directiva, encabezada por Miguel García Alarilla, está de acuerdo en que se haga, pero una vez que se haya auditado el último mandato de Fariña y la relación del Colegio con Uniteco. Por la sede colegial este jueves se manejaba la fecha del 15 de marzo.

A la izquierda, la Asamblea de Compromisarios rechaza rotundamente el adelanto electoral propuesto por Fariña y su entorno. A la derecha, la presidenta y su asesor, el letrado José Luis Antolín, que abandonó la sala entre los abucheos generalizados.

A pesar de las medidas de seguridad dictadas por la presidenta Fariña para que no entrasen medios de comunicación a la sala donde se ha celebrado la asamblea, este periodista ha podido seguir 'in situ' todo el desarrollo de la misma, y ha podido constatar las contradicciones constantes en las que ha incurrido Fariña, que ha acabado votando en contra del adelanto electoral que ella misma había propuesto, e incluso ha renegado de tener relación alguna con Uniteco, y ha llegado a censurar que la correduría haya podido utilizar ‘malas artes’ para lograr firmas de compromisarios para convocar la asamblea.

El abucheo de los compromisarios al asesor de Fariña fuerza su salida de la Asamblea

La cita ha comenzado fuerte. El letrado y asesor nombrado por Juliana Fariña hace unos días, José Luis Antolín Navarredonda, se ha sentado en la mesa presidencial, junto a la propia presidenta, el vicesecretario, José María Diez Cordero, el tesorero, Carlos González Galán, y el vicepresidente, Miguel García Alarilla. Tras una breve (y surrealista) introducción de Fariña, en la que incluso ha hecho alusión a si entre el público “había alguien con una guitarra”, García Alarilla ha pedido que José Luis Antolín abandonara la sala porque ni era compromisario ni había sido elegido por la junta directiva. A partir de ahí el recinto ha sido un clamor para que el letrado se fuera. Muchos compromisarios han amagado con irse ellos y suspenderse la asamblea. Finalmente Juliana Fariña ha cedido y le ha pedido que se marchara, algo que Antolín ha hecho con muchas reticencias, que incluso ha vuelto minutos después para 'cuchichear' algo al oído de la presidenta, siendo de nuevo increpado.

Este solo ha sido una de los múltiples altercados que se han presenciado este jueves en el Colegio de Madrid. Después ha habido otros destacables, como cuando el director general de la Fundación Icomem, Jesús Lago, que ahora parece que sería la persona de confianza de Uniteco en el Colegio (al menos así se le señala por la sede colegial), se ha encarado violentamente con el colegiado Antonio Rivas, opositor desde hace años a la labor de Fariña en la corporación, al denunciar éste presuntas irregularidades en el funcionamiento de la Fundación.

En cuanto a las votaciones, laasamblea ha rechazado la rebaja del 5 por ciento de las cuotas colegiales (111 votos en contra, 49 a favor y 22 abstenciones), ya que corría el rumor de que la aprobación de este punto dejaría al Colegio 'prisionero' a merced de los fondos que aportara Uniteco. Finalmente se ha decidido que solo después de una auditoría se puede decidir si se pueden o no rebajar las cuotas.

En cuanto al adelanto electoral al 26 de enero, la negativa ha sido mayor. 145 compromisarios han dicho no, 9 sí y ha habido 3 abstenciones. Una mayoría ha estado de acuerdo con el planteamiento del vicepresidente García Alarilla, que ha explicado que adelantar los comicios a esa fecha impediría que los colegiados que lo deseasen pudieran organizar su candidatura, al tiempo que evitaría que se pudieran auditar correctamente las cuentas colegiales. En cualquier caso, la mayoría de la Junta Directiva, encabezada por García Alarilla, ha mostrado su voluntad de adelantar la fecha electoral, que podría celebrarse el 15 de marzo. El vicepresidente, en rueda de prensa posterior a la asamblea, también ha asegurado que las dos auditorías, la ordinaria que marcan los estatutos por fin de mandato, y una extraordinaria que examinaría la relación entre el Colegio y Uniteco, se van a realizar.

El candidato en 2008 a la presidencia del Colegio, Guillermo Sierra, conversa con el vicesecretario colegial, José Luis Diez Cordero, y un compromisario. A la derecha, los compromisarios Vicente Baos y Paulino Rivero, expresidente de Somamfyc.

Varios miembros del sindicato Amyts también son compromisaros del Colegio. De izquierda a derecha, Julián Ezquerra, Javier López de la Morena, Joaquín Pérez Argüelles y Gabriel del Pozo.

Jesús Lago, director general de la Fundación Icomem, y los compromisarios Aurora Guerra, Manuel Cabeza (candidato a la presidencia colegial en 2008), y Paulino Cubero, expresidente de Somamfyc.

Antonio Bascones, catedrático de Medicina y Cirugía Bucofacial. En el centro Ana Giménez, presidenta del Sector de Atención Primaria de Amyts, y el compromisario Andrés Castillo. A la derecha, el neurocirujano Carlos Amaya, que fue candidato a las elecciones colegiales en 2008, y que "a día de hoy", no tiene previsto presentarse a los comicios.

Con posterioridad a la asamblea, varios integrantes de la Junta Directiva han ofrecido una rueda de prensa. De izquierda a derecha, José María Diez Cordero, vicesecretario; Miguel García Alarilla, vicepresidente; Carlos González Galán, tesorero; y Miguel Ángel Sánchez Chillón, vocal, que fue hace semanas el que abrió la caja de los truenos de la relación Colegio-Uniteco.