Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:10
Martes, 15 de enero de 2013, a las 22:31

Pie de la noticia

Redacción. Madrid
El “limbo de la dependencia”, es decir, el número de personas con derecho reconocido a recibir una prestación pero que no la reciben, superó a 30 de noviembre de 2012 las 230.000 personas, según se desprende de los datos oficiales publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Este dato supone un importante descenso en relación con el limbo existente a comienzos de 2012, que según cálculos de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales se situaba por encima de 305.000 personas.

Así, y pese a que los datos del ministerio reflejan que en noviembre de 2012 se contabilizaba un ‘crecimiento neto’ de 18.944 personas beneficiarias de prestaciones, alcanzando las 770.949, el número de personas que no reciben prestación sigue siendo uno de los grandes debes del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).  Según estos datos, a lo largo de 2012 hubo 129.847 nuevos beneficiarios,  pero también se dieron de baja 110.903 personas debido a causas administrativas o fallecimientos. 

En términos generales, las personas con derecho a prestación alcanzaron la cifra de 1.001.846 en noviembre de 2012. Según ha explicado a Redacción Médica el presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, “esta rebaja del limbo es cierta, pero esconde una lectura negativa”, y es que se ha hecho a costa de “menos personas con derecho a prestación, a lo que hay que sumar los moderados que han salido del sistema y los fallecidos a lo largo del año”. En resumen, y según los datos aportados por Ramírez, a 1 de diciembre de 2011 había 1.057.946 personas con derecho reconocido a una prestación, lo que significa un descenso de más de 50.000 personas en esta estadística.