21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

2010: Una odisea para la sostenibilidad del SNS

El relevo de Pajín por Jiménez, y el consenso en el Interterritorial para ahorrar, de lo más destacado

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Óscar López Alba / Imágenes: M. A. Escobar, D. S. Villasante y P. Eguizábal. Madrid
El 2010 que despedimos ha sido un año especialmente movido en el sector sanitario. Si 2009 quedó marcado en buena parte por la gripe A, en estos últimos 365 días la protagonista ha sido la sostenibilidad del sistema, puesta en duda desde todos los ámbitos como efecto colateral de la crisis económica que sufre España, Europa, y en definitiva Occidente. Una crisis que en marzo provocaba el acuerdo unánime del Consejo Interterritorial para tomar medidas de ahorro, que a la postre se han centrado en recortes a la industria farmacéutica, y a la farmacia. Ha sido este un mal año para la industria innovadora, ya que a estos recortes de marzo se unió otro tijeretazo (este dado en solitario por el presidente Rodríguez Zapatero) que ha llevado al sector ha replantearse su futuro y sus estructuras.

El Consejo Interterritorial de marzo consensuó diversas iniciativas para optimizar los recursos del Sistema Nacional de Salud. Bajo la dirección de Trinidad Jiménez el Interterritorial ha vivido los mejores momentos dentro del mandato de Zapatero.

A la izquierda, la ex ministra de Sanidad y Política Social Trinidad Jiménez, entre los populares Mario Mingo y Ana Pastor. Entre PSOE y PP dieron al traste con el Pacto de Estado por la Sanidad en el Congreso de los Diputados. Sin duda el calendario electoral marcó esta decisión. A la derecha, una de las comparecencias en la Comisión de Recursos Humanos del Senado, un arduo trabajo que en este 2010 ofreció sus conclusiones.

El avance en la legislación de la Ley Antitabaco ha sido un éxito del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, integrado por los profesionales de la salud. Han luchado mucho para que el Ministerio y los políticos sacaran adelante un texto pensado para proteger a los ciudadanos. Las presiones económicas no han ganado esta vez.

El año que se va ha sido el del fracaso del Pacto de Estado por la Sanidad, aquella idea que inició desde el Ministerio Bernat Soria, y que Trinidad Jiménez, con la ayuda del PP, ha llevado al fracaso parlamentario. En sede parlamentaria sí que han prosperado la nueva regulación de la Ley del Tabaco (entrará en vigor el 2 de enero), y la del Aborto. En el Senado ha destacado la culminación de los trabajos de la Comisión de Recursos Humanos, por la que han desfilado los principales protagonistas de la sanidad española.

Este 2010, como su predecesor, también ha vivido un relevo al frente del Ministerio. Jiménez, después de aceptar ser la candidata socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, se encontró con que su propio partido no le daba el respaldo en las urnas. Como premio por su disponibilidad, Rodríguez Zapatero la concedió su ministerio favorito, el de Exteriores. Así llegaba en octubre a la sede del Paseo del Prado Leire Pajín, que también recogía la cartera de Igualdad, convertida en una Secretaría de Estado, con una Bibiana Aído que aceptó rebajar su posición en el escalafón.

Qué año tan difícil para la industria innovadora. Los planes trazados por el ex presidente de Farmaindustria Jesús Acebillo saltaron por los aires con los recortes del Gobierno. Las buenas relaciones con el Ministerio de Jiménez no sirvieron para evitar los 'tijeretazos', que ya han empezado a traer despidos y deslocalizaciones al sector en España. A finales de octubre Acebillo dejaba el puesto a Jordi Ramentol, de Ferrer Grupo, al que le toca recomponer una situación muy complicada.

Además de la novedad de Pajín, el Consejo Interterritorial ha visto cómo se marchaban caras muy conocidas, y llegaban nuevos protagonistas. Madrid fue la primera comunidad que cambió su consejero. Un desgastado Juan José Güemes era relevado por Esperanza Aguirre, que nombraba a Javier Fernández-Lasquetty. En apenas nueve meses se ha ganado las simpatías y la confianza de todos los ámbitos. Ya a la vuelta del verano, en Canarias, el PP abandonaba el Gobierno local y la consejera Mercedes Roldós iba en ese barco. Le sustituyó Fernando Bañolas, de Coalición Canaria. Y finalmente una histórica como Marina Geli, la más veterana del Interterritorial, cedía su cargo este mismo mes de diciembre ante la rotundidad de las urnas. En su lugar, el nuevo presidente de la Generalitat, Artur Mas, situaba a Boi Ruiz, el experimentado dirigente de las clínicas concertadas.

En octubre José Luis Rodríguez Zapatero remodelaba su Gobierno, y decidía hacer un macro-ministerio juntando Sanidad y Política Social con Igualdad. Jiménez era premiada con el de Exteriores por sus servicios al PSOE, y Pajín asumía dos carteras en una misma toma de posesión. Bibiana Aído, por su parte, acepataba estar a la sombra de Pajín. Este no ha sido el único relevo en el Interterritorial durante el año. También se han estrenado los consejeros Javier Fernández-Lasquetty (Madrid), Fernando Bañolas (Canarias) y Boi Ruiz (Cataluña), aunque este último no ha asistido aun a ninguna reunión.

Este ha sido también el año en que los profesionales han centrado su atención y sus esfuerzos en conseguir la colegiación obligatoria. Los médicos y los enfermeros se han puesto de acuerdo para transmitir su implicación con el Sistema Nacional de Salud tanto al Ministerio, como a la oposición. En las imágenes, Juan José Rodríguez Sendín, presidente del Consejo General de Médicos, y Máximo González Jurado, del de Enfermería, con Mariano Rajoy y Ana Pastor, y con Trinidad Jiménez.

El Foro de los Médicos de Atención Primaria ha sido una de las principales iniciativas que han tomado los profesionales durante este 2010. Integrado por muchas organizaciones, está sabiendo dejar a un lado diferencias y consensuar puntos comunes. Todos unidos por un nivel asistencial que tiene mucho que decir en tiempos en los que hay que optimizar recursos.

La Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme), después de un periodo de tres años de liderazgo de Avelino Ferrero, especialista en Rehabilitación y Medicina Física, ha llevado a cabo el relevo. Desde el 1 de enero el ginecólogo José Manuel Bajo Arenas será el presidente para los próximos tres ejercicios, mientras que el cardiólogo Carlos Macaya es el nuevo presidente electo, que tomará el testigo de Bajo Arenas en 2014. A la derecha, el presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, Joaquín García-Estañ, y el director general de Política Universitaria del Ministerio de Educación. Ambos, junto con el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, y el respaldo del Foro de la Profesión Médica, lograron por fin el máster para Medicina sin necesidad de cursar más créditos.

Este 2010 ha sido el año de la confirmación de que AMA, y su presidente Diego Murillo, han sido sometidos a una injustificada e injustificable persecución por parte de la Dirección General de Seguros. Así lo ha reconocido la propia Justicia. Los profesionales, que también han estado cerca de Murillo y su equipo en los momentos difíciles, le rindieron un merecido homenaje, al que también asistió Ana Pastor, otra de las protagonistas indiscutibles de este 2010 sanitario. Por su trabajo, su constante aportación al sector y porque es un referente indiscutible que tiene todavía mucho que hacer en Sanidad.

La sanidad privada ha reclamado este año su sitio dentro del sistema de salud español. Con el nacimiento del Instituto de Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Pedro Luis Cobiella y Juan Abarca Cidón han dado un paso adelante para ofrecer el gran potencial de la privada como complemento a la pública. Si esta ha sido la cara, la cruz la ha protagonizado la Federación Nacional de Clínicas Privadas, donde los líos se han sucedido. Esperemos que las elecciones del próximo 24 de enero arrojen luz y buen nombre sobre esta organización. Para ello son necesarios líderes respetados y respetables.