Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Domingo, 02 de septiembre de 2012, a las 23:07

ENTRAN EN VIGOR NUEVAS MEDIDAS EXCEPCIONALES
ESTE SÁBADO HA ENTRADO EN VIGOR LA NUEVA NORMA IMPULSADA POR SANIDAD
153.000 inmigrantes sin médico para ahorrar 500 millones
Con un gasto medio 'per cápita' de 1.600 euros, el ahorro anual no supera la mitad de lo previsto

Redacción. Madrid
Más de 153.000 inmigrantes irregulares han perdido su tarjeta sanitaria este sábado 1 de septiembre, una medida con la que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad espera ahorrar alrededor de 500 millones de euros.

Ana Mato, ministra
de Sanidad.

Ésta es una de las actuaciones del Gobierno para garantizar la sostenibilidad de la Sanidad pública, aquejada de una deuda de 16.000 millones de euros, ante la que se rebelan algunas comunidades autónomas y profesionales sanitarios, además de los partidos de la oposición.

La población de extranjeros residentes en España es de 5.711.040, según el Instituto Nacional de Estadística, mientras que el número de ellos en situación legal, es decir, con permiso de residencia, asciende a 5.251.094, según los registros del Ministerio de Empleo.

Por lo tanto, la cifra de ciudadanos "sin papeles" es de 459.946, aunque la mayoría de los extranjeros en situación irregular (306.477) proceden de países de la UE, por lo que no tienen obligación de inscribirse.

Las restantes personas (153.469) son inmigrantes no comunitarios indocumentados a los que afectará este decreto por no estar asegurados, es decir, por no cotizar a la Seguridad Social, cuando hasta ahora tenían el mismo derecho que los españoles a la asistencia sanitaria solo por estar empadronados.

Con este recorte, el Gobierno aspira a ahorrar unos 500 millones de euros, teniendo en cuenta su gasto per cápita y el de los que "traen a sus familiares a España sin derecho a utilizar la Sanidad", en palabras de la titular de este departamento, Ana Mato.

El coste sanitario por habitante en este país se sitúa en 1.600 euros, cantidad que multiplicada por los 153.469 afectados arroja un ahorro de tan solo 245 millones de euros, ni siquiera la mitad de lo estimado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.