15 dic 2018 | Actualizado: 19:00

150 EREs azotan la sanidad española en 2013

Los servicios sociales continúan un paso por delante en número de afectados, mientras que la I+D y la industria farmacéutica mantienen tendencias similares a las de 2012

jue 08 agosto 2013. 14.24H

Javier Leo. Madrid
El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha hecho pública la actualización sobre los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo en los que se incluyen despidos colectivos, suspensiones de contrato y reducciones de jornada entre enero y mayo de este año. Del informe se desprende que el sector de las actividades sanitarias ha registrado 146 EREs en estos primeros cinco meses de 2013 que han afectado 1.034 trabajadores.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

De ellos, dos de cada tres (691) se han visto obligados a reducir su jornada, uno de cada cuatro ha sido incluido en un despido colectivo (262) y algo menos de uno de cada diez ha sufrido una suspensión de su contrato (81). Respecto a la comparativa anual, el sector sanitario superará holgadamente la cifra de afectados en todo el año anterior: 2.050, si continua con la actual tendencia de aquí a final de 2013.

Por su parte, el sector de los servicios sociales se mantiene un paso por delante del sanitario con 1.194 trabajadores sin alojamiento envueltos en 134 EREs, 716 más si se cuentan los empleados de los establecimientos residenciales, que padecieron 124 expedientes. En el caso de los primeros, preponderan las suspensiones de contrato (87% de los casos), mientras que en el segundo son mayoría los trabajadores afectados por despidos colectivos (57%).

Otros sectores estrechamente ligados a la sanidad, como la investigación y el desarrollo o la fabricación de productos farmacéuticos han marcado tendencias similares a las registradas en 2012. En el caso de la I+D, son 518 los trabajadores afectados (40% reducciones de jornada) por los 147 EREs aprobados en el sector. Mientras que en la industria, con 70 expedientes en lo que va de año, ha incluido a 335 trabajadores, la mayoría con suspensiones de contrato (77% del total).