Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:00
Martes, 10 de junio de 2014, a las 13:45
Redacción. Guipúzcoa
Un total de 13 farmacias guipuzcoanas han iniciado un proyecto para la implantación del Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT), dentro del programa conSIGUE. Cada una de estas farmacias realizará, durante doce meses, seguimiento farmacoterapéutico a un mínimo de siete pacientes, de 64 o más años, enfermos crónicos y polimedicados, que toman cinco o más medicamentos. El SFT se define como el servicio profesional farmacéutico que tiene como objetivo la detección de problemas relacionados con medicamentos para la prevención y resolución de resultados negativos asociados a la medicación.

Ángel Garay, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Guipúzcoa.

Guipúzcoa en su primera etapa de investigación demostró que el servicio de SFT permite reducir un 56 por ciento los problemas de salud no controlados, un 49 por ciento los pacientes que refirieron haber acudido a Urgencias y un 55 por ciento los hospitalizados, a la vez que mejoró la calidad de vida de los pacientes y se redujo levemente el consumo de medicamentos. Estos datos reflejan, además de la mejora en la salud de los ciudadanos, que el servicio es altamente coste-efectivo para el sistema sanitario al generar beneficios altos, con costes muy bajos. En la primera fase del programa participaron 64 farmacias guipuzcoanas y 525 pacientes.

Una vez finalizada la primera fase de investigación, en esta segunda etapa se pretende diseñar un programa de implantación de SFT. Para ello, los farmacéuticos de las 13 farmacias guipuzcoanas participantes se han formado y preparado para posteriormente ofrecer el servicio a un número limitado de pacientes. El servicio consiste en una primera visita en la farmacia en la que, en el transcurso de una amplia entrevista, el paciente informa sobre sus problemas de salud y la medicación que toma. En sucesivas visitas, el farmacéutico, en coordinación con el médico de cabecera del paciente, realizará el seguimiento del tratamiento para analizar el uso de la medicación, las interacciones entre medicamentos o los problemas de salud relacionados con el uso de la medicación entre otros aspectos, tomando registro de numerosos indicadores a analizar.

Tal y como ha subrayado Ángel Garay, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Guipúzcoa, “los costes asociados a problemas relacionados con el uso de medicamentos son demasiado altos, máxime en una sociedad cada vez más envejecida, que utiliza más medicamentos, y en la que hay que obtener el mayor rendimiento de los recursos disponibles”. Garay ha añadido “entre las responsabilidades del farmacéutico está conseguir que los pacientes hagan un uso responsable de su medicación e intentar maximizar los resultados de la farmacoterapia”. Asimismo, ha recordado que más de la mitad de los pacientes con enfermedades crónicas no cumplen debidamente con el tratamiento prescrito; más de un tercio de las visitas a los servicios de urgencias son consecuencia de un resultado no deseado del medicamento, “de los cuales más del 80 por ciento son evitables mediante el seguimiento farmacoterapéutico”.