Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Martes, 26 de abril de 2011, a las 01:05

LA ENTREVISTA DE REDACCIÓN MÉDIca
ENTREVISTA A F. JAVIER ÁLVAREZ GUISASOLA, CONSEJERO DE SANIDAD DE CASTILLA Y LEÓN
“Martínez Olmos es el verdadero ministro de Sanidad”
Apuesta por la financiación finalista como fórmula para garantizar la sostenibilidad del SNS

Ricardo López / Cristina Mouriño / Imagen: M. Á. Escobar. Valladolid
El consejero de Sanidad de Castilla y León ha recibido en su despacho a Redacción Médica para analizar la situación de la sanidad tanto a nivel nacional como regional. Álvarez Guisasola ha reconocido que le resulta difícil expresar su opinión sobre la ministra de Sanidad, Leire Pajín, ya que no ha habido mucho contacto y ha manifestado que “el verdadero ministro de Sanidad es José Martínez Olmos”. Asimismo, ha señalado que “el de Sanidad es un ministerio que ha adquirido competencias en política social e igualdad y las de sanidad se han diluido un poco”. El titular de la sanidad castellanoleonesa ha lamentado que se haya cortado aquél diálogo que se abrió con Trinidad Jiménez y aquella colaboración con las comunidades autónomas y que el Consejo Interterritorial se haya convertido en una especie de tertulia dónde cada uno exponemos nuestras ideas y problemas y en el que, según el consejero, ciertos temas tendrían que ser vinculantes”.
 

Álvarez Guisasola analiza el trabajo de los distintos ministros de Sanidad en la última legislatura.

Para el consejero algunos de los asuntos tratados en el Consejo Interterritorial deberían ser vinculantes.


¿Qué valoración hace de la legislatura nacional desde el ámbito sanitario?

Yo he conocido cuatro ministros. La primera fue Elena Salgado, con la que coincidí solo una semana, pero yo le pedí una entrevista y me la concedió; aunque en aquel momento hubo un cambio de gobierno y no pude hablar con ella. Le sustituyó Bernat Soria, al que también solicité entrevista y que también me recibió. Fue una entrevista bastante agradable en la que tratamos temas a nivel nacional y a nivel regional.

En ese momento, tratamos un tema que estaba heredado de la anterior legislatura que era todo el asunto de la sostenibilidad del sistema y sobre todo la sensibilidad del Ministerio de Sanidad y el de Educación en relación con la financiación. Se le había pedido en reiteradas ocasiones a Bernat Soria que esto debería tratarse en el Consejo Interterritorial porque era un tema muy importante. En la entrevista que tuve con él se lo dije que no entendía por qué esa resistencia a tratarlo. Habida cuenta de que él no era el responsable directo, puesto que lo que allí tratáramos y acordáramos él se lo tenía que transmitir a Hacienda y al Consejo de Política Fiscal y Financiera. Las razones no las sé, pero encontré cierta resistencia a tratar ese tema, como un miedo; y eso fue lo que le empañó un poco su gestión al frente de Sanidad.
 

El consejero aborda la sostenibilidad del Sistema Sanitario y explica qué medidas deberían ponerse en marcha para garantizar su supervivencia.

Álvarez Guisasola reconoce que “estos cuatro años de legislatura han sido muy enriquecedores”.

La siguiente ministra fue Trinidad Jiménez. Así como Bernat Soria era un médico de prestigio, un investigador con un background científico e investigador importante, pues Trinidad Jiménez llegaba un poco al margen, pero llegó en un momento con un importante problema, como fue la gripe A, y ella entendió muy bien un problema coyuntural que es la gripe A y el problema de base que es la sanidad. Manejó muy bien la gripe A y supo aunar esfuerzos de las comunidades autónomas, escucharnos y nos hizo caso en bastantes cosas. La gestión de la gripe A fue ejemplar. La ciudadanía captó que se puede llegar a acuerdos.

Se hicieron esfuerzos por un pacto por la sanidad aunque luego, por diferentes circunstancias, no se llevó a cabo, quizás porque ella se fue, pero se lograron cosas muy importantes como el tema de la política farmacéutica y el establecimiento de un principio de compra centralizada; pero queda un tema pendiente pero que tengo la esperanza de que podemos abordar, que es el tema de los recursos humanos. Creo que de los tres grandes temas: recursos humanos, política farmacéutica y gastos de compra centralizada se han abordado dos.

Después de Trinidad Jiménez vino Leire Pajín y para mí es difícil expresar mi opinión sobre ella, porque es que con Leire Pajín hemos tenido un Consejo Interterritorial. Era su primer consejo y ella estaba escuchando más que opinando; pero desde entonces yo no he vuelto a tener ningún contacto, le he pedido una entrevista que no me ha concedido, y comprendo que está muy ocupada, pero me da la impresión de que Martínez Olmos es el verdadero ministro de Sanidad.

Bien es verdad que es un Ministerio que ha adquirido competencias de sanidad, política social e igualdad, entonces sanidad se ha diluido un poco, unido a que no tiene demasiadas competencias a nivel de las comunidades autónomas. Se ha cortado aquel diálogo que había y aquella colaboración con las comunidades autónomas y en el momento actual basta con ver las declaraciones de la propia ministra, que se ocupa más de otras cosas que de la sanidad.

Quizá porque conoce mejor las otras cosas, pero desde luego no tiene nada que ver con Trinidad Jiménez ni con Bernat Soria, porque con sus aciertos o errores eran personas que se ocupaban de la sanidad y que estaban preocupados. La actual ministra lleva poco tiempo, pero en el poco que lleva no ha dado síntomas.
 

Francisco Javier Álvarez Guisasola.

¿Cree que es factible que algún día se llegue al Pacto de Estado o será un momento más oportuno cuando pasen las elecciones generales?

Evidentemente. Las elecciones, tanto las autonómicas, como las generales o municipales, introducen un factor de tensión porque cada uno trata de hacer valer, unos lo que han hecho, y otros lo que van a hacer. Pero yo estoy convencido, y lo dije siempre, de que es posible y necesario. ¿Por qué es posible? Porque así como en otras facetas, por ejemplo en Educación, dónde veo muy difícil un pacto porque hay un componente ideológico muy importante; en la sanidad no.

En aquel momento, se hizo un documento con Trinidad Jiménez, que era muy general , pero que se marcaban algunas directrices y en algunas se ha trabajado de manera importante. Creo que a lo mejor no se puede lograr un documento pero a mí lo que me interesa es que lleguemos a acuerdo. El Pacto por la Sanidad puede ser un documento que firmemos todos y que nos saquemos la foto, o puede ser el conjunto de pactos concretos que al final constituyan el pacto global.

Creo que de una forma u otra es posible, porque las discrepancias son muy pequeñas, y es absolutamente necesario porque la sanidad es la prestación social más importante. Además, no se debe hacer demagogia ni política con temas que son claves para la credibilidad del sistema.
 

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Álvarez Guisasola, charla con Ricardo López, director de Sanitaria 2000, y Cristina Mouriño, responsable de la sección de Autonomías de Redacción Médica.

¿Debería ser vinculante el Consejo Interterritorial?

Creo que hay algunos temas que deberían ser vinculantes, es decir, que si el Consejo Interterritorial lo aprueba deben de ser vinculantes para el resto. Creo que esto es tremendamente importante porque muchas veces nos olvidamos de que hay un Sistema Nacional de Salud.

Independientemente de que cada comunidad autónoma gestione la sanidad como considere oportuno, es evidente que hay temas de carácter nacional que no solamente repercuten en el bienestar de los españoles, sino también en el bienestar de Europa y la comunidad internacional, como pudo ser el caso de la gripe A. Este es un tema muy claro, pero hay otros como las vacunas, o las prestaciones que el sistema debe ofrecer que también tendrían que ser vinculantes. En este sentido, creo que hay que llegar a un pacto de cofinanciación con las comunidades autónomas.

Es muy importante, porque al final, en lo que se convierte, y es lo que es ahora el Consejo Interterritorial, es en un órgano de opinión, como si fuera una tertulia; donde cada uno exponemos nuestras ideas, nuestros problemas; unas veces coincidimos otras no coincidimos, pero si allí acordamos que hay que tener un calendario único de vacunación y cuando salimos hay una comunidad autónoma que pone dos, tres, cuatro o más pues hemos perdido el tiempo.

Lea la entrevista completa