19 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Miércoles, 08 de junio de 2011, a las 16:49

Redacción / E. P. Oviedo
Un chalet del entorno de la Fábrica de Armas, propiedad del Ministerio de Defensa, acogerá un centro para la aplicación de la terapia conductual a niños con problemas de autismo, un tratamiento que, según José Otero, presidente de la asociación 'Aprendemos', solo se desarrolla en centros privados en España, con un alto coste para las familias de los pacientes.

Imagen del edificio cedido por Defensa.

El delegado de Gobierno; Antonio Trevín, la directora general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Mónica Melle, y el propio Otero han firmado el convenio por el que se cede el inmueble a esta asociación sin ánimo de lucro, que se dedica al tratamiento de niños autistas.

El inmueble es uno de los chalets en desuso que forman parte del complejo de la fábrica de armas, patrimonio del Ministerio de Defensa. Fue construido en 1854 y está abandonado desde los años 90. En él se acometerán unas obras por un total de 300.000 euros para la habilitación del mismo, con un plazo de ejecución de siete meses.

La intención de la asociación es que el inmueble tenga una capacidad de 25 niños a los que se les aplicará la terapia conductual que, en palabras de Otero, "tiene demostrados resultados en varios países del mundo". Así, reseñó que en España sólo existen centros privados de este tipo, cuyo coste oscila entre los 2.500 y 3.000 euros por paciente y terapia.

El centro acogería a niños de cualquier parte del mundo cuyos padres quieran someterlos a este tipo de atención. En palabras de Otero, se intentará "hacer un centro de terapia conductual tratando de respetar la integridad económica de las familias, y de poner a Oviedo y a Asturias en el lugar puntero de la investigación sobre el autismo".