19 nov 2018 | Actualizado: 17:05
Miércoles, 01 de febrero de 2012, a las 22:45

José Antonio Monago, presidente de la Junta.

Redacción. Lisboa
Portugal adeuda por la atención sanitaria que reciben en los centros de salud extremeños ciudadanos lusos que viven en zonas fronterizas con España 1,3 millones de euros, según datos de la Junta de Extremadura.

Durante una reunión con empresarios de ambos lados de la frontera celebrada este miércoles en Lisboa, el presidente del Gobierno extremeño,José Antonio Monago, ha cifrado en esa cantidad la deuda pendiente después del último pago -en enero-, aunque ha insistido en que la relación con Portugal debe ir más allá del criterio meramente economicista.

“Sé de las dificultades que tiene Portugal, las mismas que tengo yo en Extremadura o que presentan también otras comunidades autónomas. Pero en la medida en que podamos, hay que intentar llegar a acuerdos, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de recursos públicos”, ha explicado.

El presidente de la Junta ha recordado que su región da cobertura sanitaria a ciudadanos portugueses, la mayoría residentes en el Alentejo, en el marco de los convenios bilaterales, que recogen “la prestación de servicios a cambio de un precio y unos plazos”.

Monago ha incidido en los beneficios que reporta la política actual basada en buscar sinergias en materia de salud para aprovechar al máximo los recursos en los dos lados de la frontera. “Hay que ponerse en el lugar del otro. Si la potencia sanitaria la tuvieran los del otro lado de la raya, a mí me gustaría que me atendieran bien y que mi Gobierno buscara sinergias en vez de construir dos centros” separados por escasos kilómetros, ha subrayado.