Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

Pajín carga contra Valencia y Madrid y pide un Consejo Interterritorial vinculante

Apuesta por cambiar “estatutos y mecanismos” para la toma de acuerdos entre Ministerio y CCAA

Jueves, 27 de octubre de 2011, a las 22:19
María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Se acerca el 20-N y Leire Pajín ha preferido manifestarse como candidata del PSOE al Congreso por Alicante que como ministra de Sanidad en el desayuno informativo del Foro Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum. Discurso eminentemente político y críticas directas a las consejerías de Valencia y Madrid por mala gestión en los ámbitos de la Dependencia y las listas de espera, respectivamente. La relación con las autonomías estuvo presente también en su petición de que el Consejo Interterritorial “suba de categoría” de forma que sea “más vinculante” y que existan mecanismos para que “los ciudadanos sepan quién cumple lo pactado y quién no”.

En el atril, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, acompañada en la mesa por Ernesto Mata (dcha.), representante de los patrocinadores del evento; Rafael Vilasanjuan, director del laboratorio de ideas de Isglobal, y la periodista Margarita Sáenz-Díaz, quien ejerció de moderadora.


La Comunidad Valenciana no se esfuerza por la Ley de Dependencia

La peor situada de España.

De todos es sabido que la relación de Leire Pajín con las autonomías en este año en el que ha presidido tres Consejos Interterritoriales, no ha sido fácil. Y con la prebenda de la campaña electoral, en la que participa como candidata al Congreso por Alicante, ha señalado actuaciones que no han sido de su agrado en Madrid y la Comunidad Valenciana. Si en la sede ministerial sus discursos siempre se han movido en la contención y la cordialidad, en esta ocasión Leire Pajín no ha dudado en señalar a la consejería de Luis Rosado como la que “menos esfuerzo ha hecho en inversión nueva” en la aplicación de la Ley de Dependencia siendo, según sus palabras, “la autonomía con el grado de cumplimiento más bajo” con respecto a la media nacional. Nada que ver con la discreción que mostraron en su momento la secretaria general de Política Social, Isabel Martínez, y la directora del Imserso, Purificación Causapié, al presentar el primer balance de la aplicación de dicha normativa, cuando a preguntas de los periodistas, fue prácticamente imposible lograr ninguna valoración negativa.

A la izquierda, el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), Roberto Sabrido, a su llegada al Hotel Ritz junto a la directora de la Agencia de Calidad, Carmen Moya. Minutos más tarde, llegaba la ministra Leire Pajín. A continuación, la presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof), Carmen Peña, quien coincidió al llegar con Alberto Fidalgo, ex diputado del PSOE en la Comisión de Sanidad.


La “trampa” de Madrid

Otra de las críticas más duras de la ministra ya tuvo su reflejo en la prensa con anterioridad. Se trata de la polémica entre el Ministerio y la Comunidad de Madrid porque esta última no acepta el baremo propuesto para computar las listas de espera recogido en un reciente Real Decreto. Refiriéndose a “la trampa que conocen bien los ciudadanos de Madrid”, Pajín ha explicado que “el tiempo empieza a contarse desde el principio, cuando el médico da la instrucción”, un tiempo que debe ser “común para todos”.

También aludió a la gestión del consejero catalán Boi Ruiz, preguntada por los asistentes, para rechazar una vez más los recortes sanitarios llevados a cabo en esta comunidad y en Castilla-La Mancha, y recordando que “la Constitución recoge el derecho a la salud”, que debe ser intocable. Así que Cataluña también recibió su valoración negativa aunque no con tanta fuerza como las comunidades gobernadas por los populares ya que, como ella misma dijo, “me preocupa el futuro de los españoles viendo lo que ocurre en las autonomías donde ya gobierna el PP”.

La confrontación con Madrid.

Acuerdos vinculantes entre Ministerio y CCAA.


Reforma integral del Consejo Interterritorial

Y siguiendo con la relación Ministerio-autonomías, Pajín abogó porque el Consejo Interterritorial “suba de categoría”, apostando firmemente por “cambiar sus estatutos y mecanismos para que sea más vinculante”. Y fue más allá apostando porque “los ciudadanos sepan quién cumple y quien no” lo pactado en estas reuniones celebradas en el Paseo del Prado.

Sanidad pública ante problemas "serios y graves"

Con aire de despedida, Leire Pajín agradeció el trabajo de su “equipo de Sanidad” que le “ha ayudado mucho” en este año político que termina. A continuación, centró su discurso sanitario en defender la sostenibilidad del SNS, “que no es un problema de gastos sino de ingresos, de que se presupuesta menos”. La fórmula “del PSOE” para conseguirlo pasa por fondos finalistas, más ingresos de impuestos indirectos, mejor gestión y cobro de aseguradoras y mutuas, y contratación conjunta. Preguntada en el coloquio posterior a su intervención, la ministra se refirió también al impacto que podría tener en el SNS la eliminación de beneficios fiscales para los seguros privados, ante lo que afirmó que su “obligación es la de garantizar un sistema público; no tiene sentido incentivar la sanidad privada cuando necesitamos recursos para la pública”. En esta línea, recalcó que “quien garantiza la prestación sanitaria es el sistema público, y la gente con un problema serio y grave acuden a él".

El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, llegó junto a Marcelino Iglesias, secretario de Organización del PSOE. A continuación, el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, coincidió en la entrada con el secretario general de Sanidad, Alfonso Jiménez Palacios. Por último, la directora general del Imserso, Purificación Causapié.

Alberto García Romero, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, no quiso perderse el último desayuno informativo de Pajín antes del 20-N. Leandro González, subsecretario de Sanidad, llegó acompañado por el jefe de gabinete de la ministra, David del Campo. Por último, Leire Pajín junto a los dos ministros que le acompañaron en esta cita, Ángeles González-Sinde, titular de Cultura, y el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui.

Los ministros González-Sinde y Jáuregui. A continuación, el secretario general de Sanidad, Alfonso Jiménez Palacios; Roberto Sabrido, presidente de la Aesan; el subsecretario de Sanidad, Leandro González, y la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Dolores Carrión.

El ex diputado Alberto Fidalgo; el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés; y compartiendo mesa, Jorge Alarte con la ex senadora socialista Carmen Alborch.

Parte del equipo de Leire Pajín en el Ministerio. De izquierda a derecha, la recién nombrada directora general de Farmacia y Productos Sanitarios, Dolores Vaquero; la directora de la Agencia de Calidad, Carmen Moya; el director general de Ordenación Profesional, Cohesión del SNS y Alta Inspección, Francisco Valero; Carmen Amela, directora general de Salud Pública; y la directora general del Imserso, Purificación Causapié.

Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón; el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz; y la secretaria general del Cgcof, Ana Aliaga.

De izquierda a derecha, la jefa de prensa del Ministerio de Sanidad, Salomé García, y los representantes de la OMC, Cgcof y Consejo General de Enfermería, Juan José Rodríguez Sendín, Carmen Peña y Máximo González Jurado.

Una vez finalizado el acto, Jiménez Palacios y Sabrido departieron con los presidentes de la OMC y el Consejo General de Enfermería. A la derecha, el momento en el que Rosa Conde, ex diputada y directora de la Fundación Carolina, saluda a la ministra Leire Pajín.

De izquierda a derecha, Honorio Bando, asesor del Instituto de Salud Carlos III, y los directores de Comunicación del Consejo General de Enfermería, Íñigo Lapetra, y de Fedifar, Maite Perea.