18 nov 2018 | Actualizado: 14:30
Un médico, implicado en el NXIVM, la turbia secta de mujeres famosas
Keith Raniere, líder de la secta NXIVM.
Mié 15 agosto. 11.35H
Estos días ha saltado a la palestra el caso de NXIVM, una secta que captaba mujeres para que hicieran de esclavas e incluso las marcaba como si fueran ganado, cerca del pubis y con las iniciales de su líder, Keith Raniere. Actrices famosas (intentaron captar a Emma Watson) y mujeres adineradas como la heredera del imperio Seagram, Clare Bronfman, que ha sido detenida recientemente por su implicación en la captación de esclavas, participaban en esta secta que se disfrazaba de un movimiento asociativo para el desarrollo y la emancipación de la mujer. Y en el entramado figura un médico, Brandon Porter, encargado, según el reportaje que el New York Times realizó de este grupo, de grabar a las chicas mientras les ponía vídeos de extrema violencia, como algunos de mujeres siendo asesinadas y descuartizadas. Porter fue demandado por algunas de las exintegrantes de NXIVM, pero ha salido indemne porque su actividad dentro de la organización no se corresponde exactamente con lo que es una mala práctica médica...
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.