30 de marzo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 12:40
Empresas > Privada

El 15% de embarazos en el País Vasco se hacen por terapias reproductivas

Una cifra que aumenta significativamente a partir de los 40 años, explica un experto de Quirónsalud Donostia

Koldo Carbonero, ginecólogo y jefe del Servicio de Ginecología, Obstetricia y Reproducción Asistida del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.
El 15% de embarazos en el País Vasco se hacen por terapias reproductivas
Redacción
Miércoles, 08 de febrero de 2017, a las 13:00
Cada vez son más las mujeres y parejas que confían y acuden a los servicios de reproducción asistida. Tanto es así, que actualmente, en el País Vasco, el 15 por ciento de los embarazos se producen por tratamientos reproductivos y a partir de los 40 años esta cifra aumenta significativamente, llegando a casi el 45 por ciento de los partos”, asegura Koldo Carbonero, ginecólogo y jefe del Servicio de Ginecología, Obstetricia y Reproducción Asistida del Hospital de Día Quirónsalud Donostia.

“Los casos de embarazo por técnicas de Reproducción Asistida han ido aumentando por dos razones: la mayor tasa de parejas estériles actuales y la mayor efectividad de las técnicas, más rentabilidad por ciclo de tratamiento realizado”, afirma el experto.

Las técnicas más usadas en Reproducción Asistida

Las técnicas más usadas en terapias reproductivas son FIV, fecundación in vitro, ICSI, microinyección intracitoplasmática de espermatozoides, debido al aumento del factor masculino como etiología de la esterilidad (mala calidad seminal), y la Ovodonación debido a la edad de las mujeres que acuden a centros reproductivos, sobre todo a centros privados, explican desde el centro

“En nuestra unidad, la edad media de las mujeres en la primera consulta es de 39 años. También es cada vez más habitual la IAD, inseminación artificial con semen de donante, debido al incremento de mujeres solas y lesbianas que desean ser madres”, afirma el experto.

Porcentaje de éxito

“El porcentaje de éxito de las técnicas de reproducción asistida depende en general de la edad de la mujer”, según Koldo Carbonero. “A los 35/37 años la FIV/ICSI tendría una tasa de embarazo media de un 40 por ciento, y las IAD de un 38 por ciento por ciclo”.


La técnica más efectiva por ciclo es la ovodonación que llega a tener una tasa de embarazo de casi un 70% 


Estas tasas van aumentando acumulativamente si vas repitiendo los intentos. La técnica más efectiva por ciclo es la ovodonación que llega a tener una tasa de embarazo de un 65/68 por ciento por intento independientemente de la edad de la mujer, explica.

En palabras del especialista, “el proceso pasa por llegar a un diagnóstico lo más exacto posible de la causa de esterilidad, lo que conlleva a realizar un estudio completo a la pareja y posterior evaluación del caso clínico y consejo reproductivo. El consejo reproductivo es valorar las posibilidades de embarazo por vía natural y proponer alternativas con técnicas de reproducción asistida. Las técnicas de reproducción asistida se han ido simplificando mucho de cara a los pacientes, pero se han ido sofisticando y aumentando su complejidad a nivel de laboratorio”, afirma.

“A lo largo de estos 15 últimos años, se han eliminado prejuicios sobre este tipo de tratamientos y poco a poco las parejas con problemas reproductivos acuden antes a los centros reproductivos en busca de soluciones, sin embargo se sabe que un 40-50 por ciento de parejas estériles todavía no consultan en su momento a especialistas en medicina reproductiva”, asegura.

Aumenta la demanda de mujeres que desean vitrificar sus óvulos

“Las técnicas de Diagnóstico Genético Preimplantatorio han sufrido un gran desarrollo en estos últimos años debido a la integración de la genética y la embriología y están solucionando problemas hereditarios antes irresolubles”, explica el ginecólogo. “La preservación de la fertilidad femenina tanto por causa oncológica como social, hoy en día es posible gracias a la posibilidad de vitrificar óvulos, congelación ultra rápida, y mantenerlos en el laboratorio sin perder calidad”, asegura.

Pero no solo eso. “Cada día aumenta la demanda de mujeres que desean vitrificar sus óvulos para preservar su fertilidad. Advertir a la población que cuanto más jóvenes sean mejor calidad y mayor cantidad de óvulos tendrán y eso se traduce en mejores resultados de cara a conseguir embarazos posteriores”, concluye.