24 ene 2019 | Actualizado: 14:00

Una herramienta del 12 de Octubre predice el deterioro cardiológico

Los facultativos pueden determinar con 1 mes de antelación si un paciente sufrirá insuficiencia cardiaca

Profesionales de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Hospital 12 de Octubre.
Una herramienta del 12 de Octubre predice el deterioro cardiológico
lun 14 enero 2019. 12.50H
El Hospital Universitario 12 de Octubre es uno de los primeros centros sanitarios españoles en probar con éxito una nueva herramienta capaz de predecir el deterioro de un paciente con insuficiencia cardiaca y con desfibrilador automático implantable, un mes antes de que ocurra. Concretamente, se trata de un algoritmo diagnóstico de alta sensibilidad que permite detectar cambios negativos en el estado del paciente 30 días antes de que aparezcan síntomas.

Cuando esto ocurre, los especialistas pueden intervenir anticipadamente y prevenir la descompensación, el agravamiento del estado de salud y el reingreso hospitalario. El nuevo instrumento, denominado Heartlogic, obtiene los datos del 

La herramienta permite anticiparse a la enfermedad


desfibrilador automático que porta cada paciente.

Para establecer los indicadores más relevantes de alteración de la evolución de la enfermedad, se ha realizado un estudio en cerca de mil afectados. Los resultados de esta evaluación han determinado los cinco indicadores que mejor predicen la descompensación y que son el nivel de actividad, los ruidos cardiacos, la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardiaca y la impedancia torácica -resistencia al flujo de una ínfima corriente eléctrica imperceptible-.

De la combinación de todos ellos, el dispositivo ofrece un único índice diagnóstico para facilitar el seguimiento de los pacientes. Entre los cinco valores descritos destaca el sensor que capta los ruidos cardiacos y que permite "replicar el diagnóstico propio de la auscultación, pero con una precisión mucho mayor", según han explicado los cardiólogos del Hospital 12 de Octubre que han participado en el estudio.

En caso de que se anticipe una descompensación cardiaca, el equipo de profesionales sanitarios recibe una alerta del caso concreto a través de una página web, en la que figuran los principales indicadores de los pacientes del Hospital portadores de un desfibrilador automático implantable y en la que puede observarse la evolución de cada uno de ellos.

La enfermera de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca contacta telefónicamente con él y con todos los datos obtenidos, los cardiólogos evalúan su situación. En caso de confirmarse una posibilidad de descompensación cardiaca se le ajusta la medicación para evitar complicaciones. Así se puede llegar a evitar incluso un ingreso hospitalario.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.