28 de marzo de 2017 | Actualizado: Martes a las 22:30
Conocimiento > Gestión

El factor humano es la principal barrera al sumar las TIC en la sanidad

Así lo indican las conclusiones del encuentro de Sedisa y la Organización Sanitaria Barrualde-Galdakao

El presidente de Sedisa, Joaquín Estévez Lucas.
El factor humano es la principal barrera al sumar las TIC en la sanidad
Redacción
Lunes, 13 de marzo de 2017, a las 16:20
La barrera "más importante" en la implantación de las TIC en salud es la "humana". Así se han puesto de manifiesto profesionales de los equipos directivos de Osakidetza y el Departamento de Salud del Gobierno Vasco en el encuentro organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y la Organización Sanitaria Integrada (OSI) Barrualde-Galdakao

"Se debe dar el salto de la realización de proyectos pilotos para trabajar en la implementación global y estratégicas de las TIC en salud. Solo de esta forma y a través de la evaluación y la obtención de resultados en salud y eficiencia es posible que crear un marco real en el que la 'eHealth' aporte calidad y sostenibilidad", ha comentado el presidente de Sedisa, Joaquín Estévez Lucas.

En este sentido, la directora gerente de la OSI Tolosaldea, Marisa Merino Hernández, ha señalado que el 80 por ciento del éxito de la implantación de un proyecto de 'eHealth' es el factor humano. "No obstante, en este ámbito, como en todo el sanitario en general, existe una falta muy importante de medición de resultados y evidencias. Éste es, junto con las barreras humanas, uno de los motivos principales que dificulta pasar del proyecto piloto a la implantación global y estratégica de las TIC en salud", ha puntualizado.

En el evento han insistido en que, lejos de sustituir el papel del médico, las TIC facilitan la comunicación con los pacientes y la propia labor de los profesionales sanitarios. En este sentido, el director gerente de la OSI Donostialdea, José Manuel Ladrón de Guevara Portugal, ha recordado que el fin último es el paciente y que la aplicación de la tecnología en salud debe girar en torno a la mejora de la calidad asistencial y de la salud.

"Para ello, es necesario humanizar las organizaciones, algo que tiene como enemigos la hiperespecialización de los profesionales sanitarios, el hecho de que con frecuencia los pacientes depositen un alto nivel de expectativas en las técnicas, por delante de los profesionales, y de que las terapias y procesos se orienten al tratamiento de enfermedades y no de pacientes", ha añadido.

En definitiva, se trata de focalizar el uso de la tecnología para conseguir los beneficios de la misma en cada protagonista del sistema. "Darle al paciente la normalización en su vida cotidiana y libertad, que los clínicos puedan acceder a la información en cualquier lugar y utilizarla de forma integrada y que se mejore la relación con otros profesionales, haciendo posible la mejora de la continuidad asistencial y posicionar las TIC como algo que aporte eficiencia en la gestión", ha zanjado Guajardo Remacha.