19 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 17:15
Autonomías > Canarias

Las obras del Hospital del Sur de Tenerife se retoman este lunes

La consejería anuncia que se ha desbloqueado la situación con la adjudicataría que mantenía detenidos los trabajos

El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar.
Las obras del Hospital del Sur de Tenerife se retoman este lunes
Redacción
Jueves, 16 de marzo de 2017, a las 11:00
La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha anunciado que los trabajos de la tercera fase del Hospital del Sur serán reanudados el lunes. El departamento asegura que la situación se ha resuelto después de que la adjudicataria se haya comprometido al “mantenimiento de la calidad en los materiales, los plazos de ejecución y el presupuesto estipulados en el pliego de condiciones del concurso público de adjudicación”.
 
El consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, ha informado de que el director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, “ha logrado desbloquear la paralización de las obras”. Los trabajos que se reanudarán incluyen el bloque quirúrgico (cuatro quirófanos), el bloque obstétrico (tres paritorios y un quirófano), dos plantas de hospitalización (con camas de atención obstétrica y quirúrgica) y los nuevos servicios de Farmacia y Esterilización.
 
“El objetivo final de esta obra es activar progresivamente las áreas de hospitalización, cirugía y obstetricia para ir incrementando la cartera de servicios del área de Atención Especializada en la comarca Sur-Suroeste de la Isla, acorde a las necesidades sanitarias y al crecimiento de la población”, explica la Consejería.
 
Los trabajos se desarrollan en un edificio anexo al servicio de Urgencias y no deben interferir en el funcionamiento del centro. Cuando finalicen, el Hospital del Sur de Tenerife ampliará su cartera de servicios con 96 camas de hospitalización médica y un equipo de tomografía axial computerizada (TAC). Además, se pondrá en marcha una cafetería.
 
Incumplimiento
 
La tercera fase del Hospital del Sur se adjudicó a Sacyr por 7,9 millones de euros y 19 meses de plazo en marzo de 2016. Tras inciarse las obras el pasado verano, la constructora solicitó un modificado del proyecto y un incremento del coste cercano al 10 por ciento. El entonces consejero de Sanidad, Jesús Morera, inició en noviembre los trámites de resolución del contrato por "incumplimiento" de la adjudicataria.