23 de mayo de 2017 | Actualizado: Lunes a las 22:30
Autonomías > Baleares

"Haremos contratos más largos para que los médicos vengan a Baleares"

La consejera de Salud de Baleares pedirá que se derogue el copago en el próximo Interterritorial

La consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez.
"Haremos contratos más largos para que los médicos vengan a Baleares"
Javier Roibás
Joana Huertas
Viernes, 10 de febrero de 2017, a las 16:30
La consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez, ha repasado en una entrevista con Redacción Médica varios de los puntos que marcarán su mandato al frente del departamento. Buscar una mayor participación en las decisiones del Ministerio de Sanidad en lo refereido al gasto farmacéutico, el compromiso de lanzar una carrera profesional ordinaria en junio de 2017, contratos de mayor duración para los profesionales que vengan de fuera de la comunidad y situarse en la media estatal en cuanto a financiación sanitaria son algunos de los temas que ha tocado Gómez, que también ha hecho balance de su periodo al frente de la Consejería desde julio de 2015.

Lleva el frente de la Consejería desde julio de 2015, ¿qué balance hace de su actividad desde que asumió?

El balance es muy positivo. Siempre con la humildad y la prudencia de manifestar que es muy importante seguir trabajando en la misma línea pero intensamente en los proyectos de los que hemos sentado las bases. Veníamos de una época muy complicada, donde se habían perdido muchos derechos, tanto para los ciudadanos como para los profesionales, y ha sido un primer año y medio muy centrado en la recuperación de estos derechos.

Patricia Gómez analiza la situación de la sanidad balear

Empezamos el 2016 quitando una tasa de copago que era la tasa de emisión de la tarjeta sanitaria, que costaba alrededor de 8 euros, y terminamos el año 2016 pudiendo mantener el tope de aportación prevista en el Real Decreto 16/2012. Los pensionistas han estado pagando desde 2012 un exceso por encima de la ley y al final de año, por ejemplo, podemos quitarlos, son dos grandes hechos.

Por otra parte, tenemos en cuenta nuestra situación de insularidad y necesitamos acercar mucho más los servicios a la población. Hemos apostado mucho por la accesibilidad en las islas de Menorca, Ibiza y Formentera con más servicios, más especialistas que se han desplazado a las islas más pequeñas… con lo que ello supone de aviones, ambulancias, etc. Poder tener todos los dispositivos las 24 horas para seguridad y tranquilidad de la población. Estos han sido grandes proyectos con los que hemos conseguido disminuir las listas de espera.

¿Qué retos tiene la sanidad balear?

Queremos consolidar una política de devolución de derechos, sobre todo, que el ciudadano deje de sentir una extrema preocupación por los temas sanitarios, porque antes de la crisis, antes del 2012, yo diría que mucha de la población de este país no tenía una sensación de pérdida de derechos en el ámbito sanitario, y en estos momentos sí. Cuando preguntas a los ciudadanos, ves que todavía están preocupados por las listas de espera. Nos encontramos en unas proporciones muy exageradas en julio de 2015 y ahora por ejemplo, en lista de espera quirúrgica hemos disminuido un 75 por ciento la espera, pero todavía nos quedan más de 400 pacientes que esperan más de seis meses para ser intervenidos. Ese sería uno de los retos: acabar el año con cero pacientes por encima de seis meses para una intervención y con cero pacientes por encima de dos meses para una consulta.

En cuanto a los profesionales también hay una apuesta por la consolidación del empleo, con una oposición todo lo amplia que nos permita el Gobierno Central. En estos momentos tenemos aprobadas 1.200 plazas, pero podríamos sacar muchas más.

También en la recuperación de derechos, de lanzar una carrera profesional ordinaria en junio de este año, algo importante para los trabajadores. Ahora se han estado recuperando, por ejemplo, el Complemento de IT por estar de baja, una serie de situaciones que también preocupan mucho a los profesionales.

También destacaría un plan de inversión muy importante que afecta a diferentes centros, por una parte tenemos un plan de inversión en el Hospital de Manacor de 80 millones de euros, que es prácticamente una renovación completa de todo el centro. La presidenta (Francina Armengol) ya anunció la reforma del Hospital Son Dureta como un gran centro sociosanitario con un enfoque muy integral de la cronicidad, para nosotros es muy importante una inversión en varias legislaturas. También es muy importante (la construcción) de nuevos centros de salud y la reforma y mantenimiento de los que tenemos ya que nos encontramos en una situación de infraestructura muy debilitada.


Patricia Gómez atiende a Redacción Médica

Patricia Gómez atiende a Redacción Médica.

¿Cuál es el panorama de los profesionales en Baleares en cuanto a interinidad, precariedad laboral…?

Cuando nos incorporamos nos encontramos, y además como venimos del mundo profesional la mayoría los que en estos momentos estamos en la gestión sanitaria, teníamos compañeros que trabajaban de lunes a viernes, no se les contrataba los fines de semana para no pagarles el fin de semana, y había una situaciones muy precarias.

Esto ha hecho que muchos de los médicos formados, llevamos 35 años formando médicos especialistas, muchos de los especialistas que acababan el MIR se han marchado, se han ido en busca de contratos más estables.

La condición de insularidad es peculiar, ahora tenemos Facultad de Medicina, pero hasta ahora no teníamos, con lo cual, el traer profesionales era un reto y un tema muy complicado, por eso hemos invertido muchísimo en mejoras en la contratación, hemos conseguido en este año hacer unas 1.000 interinidades. Se habían perdido 1.500 puestos de trabajo en la anterior legislatura y ahora hemos recuperado cerca de 600 personas de estas nuevas contrataciones y hemos cambiado totalmente el sistema de contratación.

Por otra parte, ahora queremos dar mucha más estabilidad ofreciendo a los profesionales que pueden venir de fuera contratos muchos más largos y con la oferta pública de ocupación esperamos esa consolidación. En estos momentos, la mitad de nuestra plantilla, alrededor de unas 15.000 personas, que es nuestra plantilla de Sistema Sanitario Público, la mitad es interina o eventual.

¿Cuáles son las particularidades de Baleares por esa situación de insularidad?

Algunos compañeros a veces hablan de dispersión geográfica, yo siempre digo qué mayor dispersión que tener al mar por medio. Una de las medidas que pusimos en marcha antes del verano que preocupaba muchísimo a la población de Menorca es que el avión ambulancia solo volaba de día, las 12 horas diurnas, entonces lo pusimos las 24 horas y eso les ha dado muchísima tranquilidad y seguridad porque en una situación de urgencia que se tenga que trasladar el paciente puede hacerlo en cualquier momento. En Ibiza tenemos un helicóptero que puede volar bajo en situaciones complicadas, también vuela las 24 horas del día.

La consejera durante un momento de la entrevista

La consejera durante un momento de la entrevista.

Son situaciones muy peculiares con el tema de la insularidad y luego. Nos hemos encontrado que muchísimos pacientes en la anterior legislatura dicen que se trabajó muy poco en acercar los servicios. Entonces, por ejemplo, hace poco pusimos la Cirugía Pediátrica en Manacor, de tal forma que los profesionales cirujanos de Son Espases, del hospital de referencia, se trasladan a Menorca a operar, y esto, nos explicaba la jefa de servicio, evitaba unos 300 desplazamientos, porque es una primera visita preoperatoria más los días de intervención, más una visita posterior a la intervención. Son muchos niños, muchas familias que evitan el tener que desplazarse a Mallorca, con todo lo que ello supone. 

En total contamos con que las medidas que hemos puesto en marcha, solamente de consultas, sin contar radioterapia, ha evitado unos 1.500 desplazamientos, entonces, queremos seguir en esta línea de accesibilidad y de mejorar para que la población tenga los servicios lo más cerca posible.

En Andalucía, el sistema de subastas de medicamentos se ha visto refrendado por el Tribunal Constitucional, ¿se plantean algo similar?

Baleares está en estos momentos definiendo la política farmacéutica y, precisamente, estamos en un período de escucha y análisis de todos los modelos posibles: de compra, de provisión, de eficiencia, de política, desde el punto de vista macro, siempre con la idea de la contención del gasto que nos preocupa a todos los consejeros.

En ese sentido, a mí me corresponde agradecer, sobre todo, a los médicos de Atención Primaria porque el gasto por receta es el más bajo de todas las comunidades autónomas, lo que quiere decir que se está prescribiendo por principio activo y se está haciendo un ejercicio de racionalización del uso del medicamento bastante adecuado.

Aun así, el gasto farmacéutico hospitalario sí que es cierto que está aumentando, nos preocupa el tema de los medicamentos de la hepatitis C. Quisiéramos más participación en las decisiones que toma el Ministerio, puesto que luego nosotros financiamos, y en ese sentido analizar cualquier modelo de gestión que permita un sistema lo más eficiente posible, porque tenemos que pensar que es uno de los gastos más elevados.

¿Cuáles van a ser sus peticiones en el próximo Consejo Interterritorial?

La primera de las peticiones sería que, teniendo en cuenta que venimos de una etapa de transición donde no ha habido Consejo Interterritorial en un año y medio y llevamos muchísimo tiempo sin reunirnos y hay muchísimos temas que nos preocupan sobre manera -tampoco entendemos muy bien el retraso en la convocatoria, acota-, lo primero de todo, pedimos una convocatoria lo más rápido posible para poder debatir todos estos temas, ponerlos en común y consensuar.

Como segunda petición yo diría también el cambiar un poco el modelo de relación y que sea más desde la participación, el consenso y el diálogo, no la imposición vivida en la pasada legislatura, o incluso en los últimos Consejos Interterritoriales.


"El gasto farmacéutico nos preocupa a todos y tenemos que tomar decisiones para la sostenibilidad"


Luego hay temas que nos preocupan muchísimo: el gasto farmacéutico nos preocupa a todos y tenemos que tomar medidas importantes y firmes para poder garantizar esa deseada sostenibilidad. Hay mucho trabajo por hacer en el tema del gasto farmacéutico. Uno de ellos es el copago, que nosotros también hemos pedido. En ese sentido la postura de la comunidad autónoma (de Baleares) es derogar el Real Decreto 16/2012 con todas las medidas que han supuesto recortes de una manera bastante indiscriminada, sin justificación ninguna, y que al final han resultado no ser eficientes, con lo cual, una revisión de todo ese Real Decreto y la suspensión del mismo.

Hay temas como el de la tasa de reposición en relación a las oposiciones y otros que afectan muchísimo a la comunidad autónoma y que son decisiones impuestas por el Ministerio que quisiéramos revisar cuanto antes.


¿Qué conclusiones saca de la Conferencia de Presidentes?

Para nosotros ha sido importante. Nuestra presidenta ha peleado duro porque sí que me consta que en cada uno de los puntos ella ha explicado la peculiaridades de Baleares, somos una de las comunidades que más aporta en proporción por habitante de nuestra riqueza y de las que menos recibe, estamos a la cola en la financiación sanitaria por parte del Estado y necesitamos un nuevo modelo de financiación.

Esto para nosotros es básico, es básico estar en la media, no pedimos más, pero, por ejemplo, nosotros tenemos una afluencia de entre 10 y 15 millones de turistas cada año. Esto supone una población estable de unas 350.000 personas más añadida al millón cien (mil) que tenemos, con lo cual, traducido en euros, podrían ser también entre 250 y 300 millones (de euros) más de gasto por la población flotante y los turistas visitantes.

Todos estos aspectos se tienen que tener en cuenta. El modelo de financiación para nosotros es básico. El Régimen Especial aprobado por nuestro Estatuto, que nunca se ha tenido en cuenta, también es fundamental que se revise. Desde la comunidad estamos trabajando intensamente para poner de manifiesto cómo afecta la insularidad y tener este Régimen Especial para Baleares.

Se ha hablado de la tasa de reposición de profesionales, no sabemos muy bien cómo se va a concretar. Estaba pendiente y si no consigo hablar con la ministra, hablaré con el Secretario de Estado para poder saber cómo y cuándo se va a materializar.

Nosotros estamos aprobando las plazas que nos permiten cada año, y con las aprobadas en 2015, 2016 y 2017, llegamos a una oferta de 1.200 plazas. Nosotros pensamos que la tasa de reposición debería eliminarse y sería también otro tema importante desde el punto de vista sanitario.

¿Cómo valora los presupuestos para Sanidad en Baleares para este año?

Nuestra comunidad autónoma aumenta sus presupuestos un 10 por ciento, que es mucho en relación con otras comunidades autónomas, y en Sanidad aumenta un 7,6 por ciento el gasto en el presupuesto. En Salud, sin el gasto financiero, supone un 45 por ciento del presupuesto de todas las Consejerías.

Está siendo una consejería mimada por el Gobierno y por la presidenta, conscientes de que es importante tener una población lo más sana posible y que la salud es una inversión y que no podemos seguir viéndolo como un gasto asociado a la crisis y asociado al déficit.

Tenemos que recuperar y estar, si no es en la cabeza, por lo menos en la media, y no permanecer, como hasta ahora, en la cola de profesionales sanitarios, en la cola de camas hospitalarias, en la cola de números de centros de salud… quiero decir que estamos en la cola de todo y queremos estar en la media y con estos incrementos presupuestarios pues nos vamos, probablemente, acercando un poco más.

Patricia Gómez contesta a las preguntas de Redacción Médica

Gómez explica la situación de la sanidad balear.


Tuvo un encuentro con el presidente y el vicepresidente de la OMC. ¿Con qué impresión se ha quedado y cuáles son los temas que se han abordado?

Con muy buena impresión porque compartíamos plenamente las preocupaciones. Estuvimos hablando de la falta de profesionales. A nosotros nos preocupa, tenemos algunos de los servicios faltos de profesionales en estos momentos y esto puede ser un llamamiento, porque es verdad que en Baleares se vive muy bien, con lo cual, aprovechar siempre cualquier oportunidad para llamar a los profesionales que estén trabajando en otras áreas que serán muy bien recibidos y muy bienvenidos.

Necesitamos sobre todo pediatras, anestesistas, radiólogos, digestólogos y médicos de Familia también. Seguro que en muchas otras especialidades, pero estos, estamos teniendo algunos problemas. Estuvimos compartiendo un poco esto, con las tasas de jubilaciones que se van a dar en los próximos 8 años les pedía consejo, es decir, qué hacemos ante esta situación y ante la falta de profesionales.