29 de junio de 2016 | Actualizado: Martes a las 20:00

‘No’ a las facultades de Medicina de León y Burgos

El CEEM también ha solicitado audiencia a la consejera de Sanidad de Islas Baleares, Patricia Gómez

Lunes, 22 de febrero de 2016, a las 13:13
José A. Puglisi. Madrid
Castilla y León se suma a la batalla contra las nuevas facultades de Medicina. El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha mantenido una reunión con el consejero de Sanidad de la autonomía, Antonio María Sáez Aguado, quien ha mostrado su rechazo a la iniciativa de las Islas Baleares de abrir su propia facultad de Medicina, lo que afectaría, aún más, la búsqueda del equilibrio entre el númerus clausus y las plazas MIR.

Víctor Expósito, presidente del CEEM, y Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León.

Sáez Aguado también se ha comprometido a que, dentro de Castilla y León, seguirán paralizados los proyectos de crear una facultad de Medicina en León y Burgos, por lo que se escuchan los argumentos de los estudiantes, quienes consideran que estos nuevos centros de formación solo impulsarían la migración profesional y el desempleo dentro del sector sanitario.

El consejero también aclara que el Gobierno de la Junta de Castilla y León quiere favorecer la continuidad formativa, por lo que se está estudiando la posibilidad de reducir el númerus clausus en las facultades de Medicina de Valladolid y Salamanca.

El encuentro se ha celebrado en el marco de la nueva campaña del CEEM para impedir la apertura de facultades de Medicina. Los estudiantes quieren reunirse con todos los consejeros autonómicos para plantear su preocupación, una serie de encuentros en las que está incluida la consejera de Sanidad de Islas Baleares, Patricia Gómez. Sin embargo, se ha asegurado a Redacción Médica que aún no hay una fecha prevista para la reunión.

El respaldo de Castilla y León llega justamente cuando el Govern ha anunciado que realizará una serie de modificaciones presupuestarias que permitirán dotar con hasta 60.000 euros la creación de la nueva facultad de Medicina, en caso de concretarse el proyecto. Asimismo, el Partido Popular de Islas Baleares ha mostrado su apoyo a la iniciativa, siempre que exista “la máxima transparencia sobre el coste”, por lo que pide que se muestre públicamente “el informe de viabilidad económica del director general de Presupuestos” con el objetivo de acabar con el “baile de cifras sobre el coste”.

Otros problemas por solucionar

Desde la Consejería se ha manifestado la voluntad por fomentar las prácticas clínicas en hospitales de Palencia, León y Burgos, “actualmente muy infrautilizados”. En el ámbito de las prácticas clínicas, los estudiantes reclamaron tener acceso a la historia clínica electrónica para poder realizar sus prácticas de manera óptima. Pese a la existencia de problemas técnicos y, especialmente, de privacidad, Sáez Aguado se comprometió a buscar una solución a dicho problema.

De cara a la renovación del profesorado, tanto los estudiantes como el secretario de la facultad de Valladolid, expresaron la necesidad de que se convoquen un mayor número de plazas, ya que hay falta de profesores en varias áreas de clave. Tanto el CEEM, como la facultad y el consejero coincidieron en fomentar que se convoquen plazas, tanto de profesor titular como de catedrático, para profesionales de Atención Primaria, de manera que se integre plenamente un ámbito de capital importancia como este en la universidad y en la formación de los futuros médicos.

ENLACE RELACIONADO:

Bloque nacional antinuevas facultades de Medicina (18/02/16)