27 de mayo de 2016 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La Agencia del Medicamento exige prospectos más actualizados, con información sobre reciclado y uso racional

Los prospectos de todos los antibióticos deberán cambiar para incluir información sobre su correcta utilización para evitar resistencias

Martes, 29 de marzo de 2011, a las 18:49
Redacción. Madrid
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, ha emitido una circular en la que se detalla la información adicional que deberán incluir los nuevos medicamentos autorizados en España. Los puntos clave son la actualización de los prospectos, la información sobre puntos de reciclaje y los requisitos para la correcta utilización de los antibióticos.

Belén Crespo.

En concreto, la agencia que dirige Belén Crespo, la última frase de todos los prospectos será, a partir de ahora: “La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.es/”.

El objetivo es que los usuarios de medicamentos conozcan que puede existir una versión más actualizada del prospecto que acompaña al medicamento. En segundo lugar, todos los medicamentos autorizados (excepto los hospitalarios) deberán incluir información en sus prospectos sobre la eliminación de medicamentos en los puntos sigre.

Por último, con el objetivo de incrementar la concienciación sobre el correcto consumo de de antibióticos, los prospectos de todos los antibióticos autorizados en España deberán incluir la información didáctica sobre su utilidad ("no sirven para catarros o gripes") y la importancia de completar el tratamiento, con el fin de evitar la aparición de resistencias.

Esta nueva normativa es de aplicación a los medicamentos con una autorización nacional de comercialización, provenga ésta de un procedimiento puramente nacional o de un procedimiento europeo descentralizado o de reconocimiento mutuo, aunque se excluye a los medicamentos cuya autorización de comercialización provenga de un procedimiento centralizado.